Tres hombres junto al rio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tres hombres junto al rio
Él vio la hormiga tambalearse por un momento y, finalmente, subir con determinación en el lóbulo de la oreja y luego desaparecen en el oído interno de los
el hombre. Como si hubieran sentido la alerta de un cuerno, por lo inaudible, las otras hormigas se embarcó en la misma ruta, sin ni siquiera
dudando, invadiendo ese oído que era de tal color pálido absurdo.

Encuclillas, observó, como un jefe indio en su taburete de tres patas, inmóvil, con la inefabilidad del mismo
un ídolo que ellos pudieron haber tallado en el tronco del árbol de guayacán en lugar de tallar la piedra de. Siguió mirando,
sin pestañear, la invasión de los insectos en el oído del hombre. Se sentía ni la ansiedad, el placer, ni el odio. Se limitó a observar.
Un fenómeno extraño paraél, fatal, inexorable.

Era necesario para estar seguro, seguro de algo en un mundo que de repente había perdido todo su significado. Como si los dioses se habían ido
loco, y el hombre no era más que una flor del árbol de majagua se sumergió en el torbellino de un río, apenas flotando, en el punto de
de un naufragio, girando sin rumbo ni destino, en el agua. No como era antes, cuando existía unaorden de
los asuntos terrenales y los de los dioses. Un orden cíclico de los hombres, la paz de Yucayeke y el ardor de la batalla, la bendición de
el bien Yuquiyú dios y la furia de Jurakán - la vida siempre es bueno y la muerte siempre es malo. Y un orden inmutable de la
los dioses: la vida eterna invisible en la parte superior de la montaña. Todo en el universo había tenido un significado,porque lo que no
tienen un significado fue la obra de los dioses y había en él una sabiduría que los hombres no (me atrevería a) discutir, porque los hombres no son
dioses y su única responsabilidad es vivir la buena vida, en completa libertad. Y para defenderse de los caribes, que forma parte
de la orden cíclico, la parte que procede de la oscuridad. (Vea las líneas 13 - 14), pero nunca laoscuridad prevalecía. Debido a una vida
de la libertad es la luz. Y la luz se supone que pusieron en fuga a las tinieblas. Desde el principio del tiempo. A partir de ese momento en la Gran
Montaña surgió del mar. Pero la catástrofe. Y los dioses se fue a vivir entre los hombres.Y la tierra tiene un nombre, un
nuevo nombre: el infierno.

Apartó los ojos de sus dos compañeros y dejó que sus ojos sepierden en el cadáver acostado al lado del río. Sus ojos se centraron
en el estómago. Era horriblemente hinchados. La presión había arrancado la ropa y un trozo de piel al descubierto. Pensó que
la carne era blanca como la pulpa suave y fino de la guama (ver vocabulario). Sin embargo, la imagen le produjo una sensación de
náuseas. Como si hubiera inhalado la primera bocanada del humo sagrado enel ritual de la cohoba embriagantes. Y, sin embargo, que
No podía apartar los ojos de esa protuberancia (el estómago), que tenía la forma mística de la Gran Montaña. Y en el
crepúsculo, le pareció que el estómago era cada vez más grande ante sus ojos.Crecimiento monstruoso, amenazante, que ocupan
el claro junto al río, invadiendo el espesor, siempre en crecimiento, que se extiende por elsuelo, destruir, aplanar,
barriendo los valles, que absorbe en sí mismo los picos más altos, extinción de la vida ...La vida?
Se sonrió cuando se odiaban. Detrás de la amistad, la muerte estaba en cuclillas. Se hablaba de amor y el hombre esclavizado. La suya era
una religión de la caridad y el perdón, sin embargo, que azotó las espaldas de aquellos que querían a su servicio gratuitamente. Afirmarontener la humildad del niño misterioso nació en un pesebre sin embargo, pisoteado con arrogancia furiosa los rostros de los vencidos.
Eran tan feroces como los caribes. Excepto tal vez por el hecho de que no comían carne humana. Ellos eran dioses, no obstante.
Ellos eran dioses, porque de la manera que miraban, diferente a todo lo conocido por el hombre. Y (también) a causa de los truenos...
tracking img