Trinidad maria enriquez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3475 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRINIDAD MARÍA ENRIQUEZ. UNA ABOGADA EN LOS ANDES
“La lucha por la igualdad en sexos, y la emancipación de la mujer”
Y es que a pesar de la evolución, la lucha fue ardua. La mujer tiene y tuvo mucho más aún, el desmerecido y “triste papel” de ser el último escalón de la sociedad, como mujer me es difícil aceptarlo, pero sí así es. No quiero proponer cuestiones personales, pero las consideroun poco necesarias, comentaba yo a un compañero la discriminación de la mujer y la respuesta fue la que menos esperaba, “que te sorprendes así ha sido siempre y posiblemente lo siga siendo”. Para muchos hombres la mujer no tiene valor intelectual ni mucho menos académico, y no van más allá del buen papel concedido y limitado de “ama de casa”. Actualmente se buscan muchas soluciones en cuanto alproblema de la desigualdad de sexo, y temas como el machismo son abordados por sociólogos y algunos psicólogos, posiblemente las teorías de erradicación son buenas pero la aplicación de ellas no es muy concreta.
Para seguir lamentándome, parece ser que el problema de la desigualdad entre hombre y mujer, no es sólo un fenómeno sociológico, sino también fue y quizá aún lo sea (aunque en menormedida) un emblema negativo del razonamiento administrativo y judicial, parece ser que nuestro ordenamiento es de exclusividad del hombre quien vela y contempla las leyes según sus perspectivas. El desarrollo en cuanto al valor de la mujer en el estudio de las leyes tiene gran atribución (por no decir toda) a Trinidad María Enríquez, la obra realizada por esta mujer, sin duda ha sido trascendental,de no ser por ella, seguramente ni si quiera estaría escribiendo esto, y en lugar de ello estaría luchando por un permiso para los estudios, pues la emancipación de la mujer ha costado.
Dejando de lado los aspectos un poco subjetivados, consideró que es de gran importancia resaltar lo siguiente, en cuanto a la vida y obra de Trinidad María Enríquez, tal como lo describen Carlos Ramos Núñez, yMartín Baigorria Castillo. Ellos afirman que su inteligencia y audacia fueron puntos notables desde su niñez, lo cual creo fueron virtudes y méritos pertinentes para el permiso y aún más beneficios para poder continuar sus estudios. La lucha que nuestro personaje inicia a favor del permiso para su educación es resaltante frente al valor e influencia que tuvo en las altas comisiones encargadas deasuntos políticos y jurisdiccionales. Hablando de temas propiamente del Derecho o Jurisprudencia como era conocida en la época, tomo en cuento que la legislación utilizada posiblemente dificultaron el camino de Trinidad Enríquez, puesto que en lugar de actuar para su beneficio complicaron las cosas, aún más si se toma en cuenta la arbitraria interpretación que tuvieron, lo cual nos hace ver que elrazonamiento interpretativo judicial creativo no siempre actúa de modo benigno, sino también puede ser destructor.
Tomo como punto vital el hecho de que la protagonista, aunque quizá parezca, no sólo luchaba por el sistema dominante patriarcal que en dicho contexto se tenía, es decir por la dominación del hombre y poco o nada participación de la mujer en asuntos socio jurídicos, además de ellotuvo que enfrentar el centralismo capitalino, si bien es cierto se encontraba ella viviendo en una trascedente ciudad sureña de la época, pero eso no era suficiente para sus objetivos. Posiblemente ahora nos toca continuar con la misión, mujeres luchar por ser reconocidas y respetadas por su condición, todos luchar por la descentralización.
Viene para mí, un hecho de gran relevancia, el cualmuestra la necesidad de crear justicia femenina. El impacto recibido por las etiquetas feministas en cuanto al Derecho, conlleva a lo siguiente. ¿Continua siendo el Derecho sexista, masculino y sexuado? Esa es la concepción dictada por Carol Smart. Veamos entonces. Aunque actualmente se promulgue cantidad de normas que protejan a la mujer, la discriminación continúa, quizá ha disminuido pero sigue...
tracking img