Un actor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1423 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Transtextualidad

La Trascendencia textual es la relación entre textos literarios, visuales, sonoros, etc. Existen 5 categorías (Gerard Genette):

-Intertextualidad. Establece la presencia de un texto en otro a través de citas, alusiones y homenajes.
-Paratextualidad. Relación que una obra mantiene con las señales que incluye: título, ilustraciones, epígrafes, solapas.
-Metatextualidad.Cita crítica o comentario que une un texto a otro del cual habla.
-Hipertextualidad. Relación que une un hipertexto a un hipotexto del cual deriva macroestructuralmente.
-Architextualidad. Conexión del texto con su género: ensayo, poesía, novela, etc.

La Intertextualidad

La Intertextualidad es definida como: “Una relación de copresencia entre dos o más textos”. Es la cita (con o sincomillas); la alusión que es una relación más sutil con su referente, y homenaje al autor de una obra, de un modo serio o paródico. Esta categoría considera fragmentos de un texto (micro). Ejemplo:

“Ser o no ser... He ahí el dilema. 
¿Qué es mejor para el alma, 
sufrir insultos de Fortuna, golpes, dardos, 
o levantarse en armas contra el océano del mal, 
y oponerse a él y que así cesen?”.Hamlet, William Shakespeare.

Ejemplo de intertextualidad en pintura:

[pic][pic]

El grito, Edvard Munch, 1893

Ejemplo de intertextualidad en la crónica:

La industria del Apocalipsis

Por Gonzalo Márquez Cristo

-¿Viene por mí? –sorprendido pregunta el caballero a la muerte.
-Hace mucho que camino a tu lado –le responde la pálida figura de la guadaña.
Ingmar Bergman (Séptimo sello).Que el progreso es tan solo una ilusión queda demostrado siempre que la naturaleza libera sus indómitas armas, pero que el infatuado ser del siglo XXI se atemorice como el hombre medieval ante la opción de una incontrolable epidemia, es inconcebible y, por decir lo menos, pintoresco. Cada año desde la más pérfida jerarquía mundial asistimos a la invención de un nuevo apocalipsis y obnubiladosseguimos ese oscuro juego sin detenernos a pensar quiénes se lucran con la imposición de aquellos sombríos artificios. Y en forma particular: ¿quiénes ganan con la propagación de esa epidemia de miedo irradiada en el mundo?

La influenza común cobra decenas de veces más personas que la llamada influenza aviar o porcina –o que la desnutrición- y ahora nadie parece recordarlo. Sin embargo la ideade un exterminio global es inherente a nuestras psiques enfermas y adicionalmente incrementa las ganancias de los poderosos laboratorios farmacéuticos, desplaza gigantescas inversiones a otros sectores de la economía y como siempre impone una neblina sobre algunos agudos problemas que los políticos quieren ocultar.

La idea de un apocalipsis es tan necesaria para los productores de la realidadque sucesivamente todas las posibles pandemias encuentran su fértil escenario. La “vaca loca” y las influenzas, los desprendimientos de asteroides y la sempiterna posibilidad de una guerra nuclear, exacerban el terrorismo en el orden de lo imaginario, destinado a intimidar a una población ingenua, que olvida la fragilidad esencial de la vida.

Impasibles hemos visto durante la última semana comola Cuidad de México, la segunda urbe más populosa del planeta, fue condenada al oscurantismo ante el terror de una incipiente epidemia, y que sus ciudadanos fueron estigmatizados hasta el punto que naciones como Argentina, Ecuador y el Perú suspendieron unilateralmente los vuelos a ese país, verdadera bellaquería con una nación hermana, como si tras de ello se ocultara el perverso interés dedesviar los gigantescos ingresos que México capta por su ejemplar industria turística, o como si sus políticos quisieran ocultar al interior otros graves problemas sociales y económicos.

Cuando contemplamos por televisión las calles desiertas de la megalópolis no podemos dejar de pensar en el Diario del año de la peste de Daniel Defoe (crónica de esta devastadora enfermedad en la Inglaterra de...
tracking img