Un hilito de sangre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1989 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un Hilito de Sangre

Quién diría que la máxima ambición de un niño de apenas trece años es convertirse en chofer, pues bien, ser chofer tiene sus ventajas, conducir un auto de lujo, acostarse con la señora de la casa, pasarla de lujo y que le pagaran por ello, pero ese sólo era el sueño de León, sueño que a sus padres no les caía para nada en gracia y lo mandaron directo a conseguir contactosde buenas escuelas para no seguir malgastando el tiempo y hacer algo de provecho, palabras favoritas de su padre, es importante que no era la única aspiración de León, soñaba con comprar una bicicleta junto con su primo “el gordo” para lo que ahorraban juntos, en fin, así pues León salio cabizbajo de su casa y emprendió el viaje en búsqueda de escuelas para enorgullecer a sus padres, caminó unascuantas cuadras hasta toparse con la casa Obselia, la niña más linda del mundo a los ojos de León, ella cursaba segundo de secundaria en una escuela diferente, pero eso no les impedía verse o al menos en la imaginación de León pero eso es otra historia, en fin, León calculaba perfectamente su tiempo para correr hasta la secundaria de Obselia a la hora de la salida y que para el poco tiempo que teníapara verse Obselia le enseñara un poco de piel y lo besara en la comisura de los labios. Para llegar a ella había que cruzar el parque España, que no era muy grande si ya sabía uno moverse en esos rumbos, cuando León pasaba por ahí, el pasto le recordaba al color de la ropa interior de su chica preferida y nada más de acordarse, su cuerpo comenzaba a experimentar sensaciones que para quecontarlas.

Le gustaba recostarse en el pasto enfrente de casa de Obselia solo para imaginarse lo que estaría haciendo en esos momentos, mientras tanto se le ocurrió un plan, corrección el plan ya estaba más que armado, León no regresaría a su casa, él sabía que Obselia pasaría un tiempo con su familia en Guadalajara por lo tanto no se conformaría con solo contemplar su casa cuando podría pasartodo el tiempo al lado de Obselia misma.

Emprendió el viaje en metro hasta la estación camionera, prefería el metro pues era casi tan entretenido como el cine, le gustaba observar a las personas que viajaban de un lado a otro a toda prisa y lo peculiar que pueden ser los rasgos de cada uno, aplicaba un truco infalible para ir sentado y cómodo, siempre en sus viajes cargaba un bastón parahacerse el lisiado y le cedieran un lugar pero esta vez a falta de bastón, cojeó lo mas deprimente que pudo hasta que alguien rápidamente le ofreciera asiento. En su viaje una niña de ojos grandes y fijos con rasgos no muy agraciados lo miraba fijamente hasta el punto de incomodarlo y verse obligado a retarla con la mirada, el señor a su cargo le hizo ver que la niña era ciega y comprendió quehizo mal al retarla.

Siguió su camino a la central, feliz y con dinero de sobra compró un boleto a Guadalajara para al fin ver a su querida Obselia cuando el mismo señor del metro le dejó encargada a Magdita, la niña ciega del metro. León ni pudo negarse pues era noble y de buen corazón, al fin cinco minutos de cuidarla no le harían daño, faltaba poco tiempo para que su camión saliera y elhombre no regresaba para hacerse cargo de nuevo de Magdita, el tiempo se agotó y León en un acto de cortesía llevó a Magdita que por cierto a parte de ciega era sorda y muda a comer unas cuantas cosas mientras regresaba el señor, pero Magdita muy lista empezó a tocar de manera sugerente a León, él con ganas y ella con iniciativa, mala combinación pues comenzó algo que no pudieron parar.Sorpresivamente llegó el hombre y reprendió a León, aprovecharse de Magdita era algo de lo que no se podía escapar ninguno, porque León no era el primero, sin dejar algo a cambio, dinero claro, León escondió todo lo que llevaba, pensó en huir pero ya era muy tarde, el hombre lo llevó a un escondite donde casi estrena a Magdita, pero el hombre dejó que se fuera sin cargos, sorprendente.

Caminó...
tracking img