Una flia. italiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2582 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
I

Una calurosa mañana de febrero, allá por el año 1925, arribó al Puerto de Buenos aires, el Cesare Battisti, bautizado así en honor al célebre escritor. Cargado de esperanzas e ilusiones, el Vapor había partido de Génova. El viaje duró más de 30 días que se hicieron interminables y por fin, las esperanzas e ilusiones de tantas familias que dejaron su Italia natal atrás, tenían frente asus ojos, la tierra de sus sueños.
La pequeña Catalina apretó con fuerza la mano de su madre. Sus ojos verdes parecían más grandes aún: nunca había visto tanta gente corriendo de un lado al otro. Su padre, Don Antonio Di Bene, la tomó en brazos y mientras colgaba el bolso gastado en un hombro, dio el primer paso por el angosto puente. Detrás iban Francisco y María; cada uno cargaba un bolsocon las pocas pertenencias que habían traído.
-¡Papi! Mira… ¡un caballo! Allí, ¡mira!
La pequeña estaba deslumbrada y después de tantas emociones, se quedó dormida en la falda de su madre, Doña María: una mujer de 29 años, delga, de ojos oscuros y cabellos ondulados.
Cuando Catalina se despertó, estaban rumbo al lugar que se transformaría en su hogar por los próximos dos años.
Caminaron sobre lacalle Bransen hasta encontrar la puerta celeste, tal como le había indicado el paisano con quién compartieron el viaje. Tito ya había estado en Buenos Aires y después de tres años, volvió a Italia pero sólo a buscar a su familia. Durante el viaje, pasaban largas horas charlando y le contaba a Antonio lo difícil que fueron los primeros tiempos lejos de familia.
Les recomendó ver aClementina, una parienta lejana que les iba a dar un lugar para pasar la noche, y en un pedazo de papel medio arrugado, le anotó uno o dos lugares para que se ofrezca como peón o alguna otra cosa.
Ese fue el día más largo de toda su vida, Catalina no quiso siquiera probar un bocado. Habían bajado del barco justo al medio día y antes de las 20 hs., ya estaban instalados.
La habitación era pequeña y sólotenía dos camas. Improvisaron un colchón con algunas ropas y acostaron al mayor de sus hijos, Francisco. Pronto los padres sintieron el peso del largo día, y decidieron que mañana sería otra jornada extensa, y era mejor descansar.
El primer mes pasó volando. Antonio consiguió trabajo en una obra como peón al día siguiente de llegar y a la semana, estaba trabajando por las noches de sereno enun anticuario.
María pasaba las tardes mirando jugar a sus hijos con los nuevos amigos, todos de distintas edades y nacionalidades, compartiendo juegos y risas.
Pronto llegó el mes de marzo, y Francisco comenzó la escuela. De impecable guardapolvo blanco y con una mezcla de nervios y emoción, comenzó la primer jornada en la escuela 47, aunque quedaba a una cuadras del conventillo, María loacompañó cada mañana. Lo miraba desde la vereda de enfrente y esperaba hasta que se perdía en el tumulto blanco.
En la clase Panchito, como le decían en su casa, no era el único inmigrante: tenía compañeritos de Italia, España, Yugoslavia y hasta un Ucraniano.
De todos modos, a muchos de sus compañeritos los conocía de las tardes en el potrero de la esquina de su casa, donde pateaban laimprovisada pelota hasta quedar exhaustos.

II
Después de dos años de arduo trabajo, de tantas noches sin dormir, manos ampolladas por palear la arena; pudieron cumplir su sueño de comprar un “pedacito” de tierra, pagando más de un centenar de cuotas.
Con el tiempo, el barrio se fue llenando de nuevos vecinos; todos se conocían y se ayudaban. La casa tenía amplias habitaciones, con jardín alfrente y un patio trasero colmado de árboles frutales.
Con el pasar de los días una noticia les dio otra alegría, ya no serían cuatro: María estaba embarazada; y ella que creía que estaba agotada por los trabajos de la casa nueva.
A poco más de un año de haber llegado, ya habían logrado tener su propia finca y esperaban un nuevo hijo que nacería en estas tierras.
La casa estaba ubicada en Villa...
tracking img