Una historia de pelos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2743 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Después del baño, Edgar Degas, c. 1903.

Una historia
Cuando Linneo organizó el primer rompecabezas taxonómico, eligió la capacidad de amamantar como característica distintiva de los mamíferos porque tienen glándulas productoras de leche. Sin embargo, sólo la mitad de ellos —las hembras— desarrollan estas glándulas, y no en todos los casos éstas llegan a producir leche y amamantar críos. Perouna característica que todos los mamíferos comparten es el pelo; incluso los mamíferos que de adultos no lo tienen (los elefantes, los hipopótamos, las ballenas…), lo desarrollan durante su etapa embrionaria. ¿Por qué? Para entender las virtudes del pelo hay que comparar a los mamíferos con animales de otras especies. Una diferencia muy marcada entre los mamíferos y los peces, anfibios y reptiles,es que todos éstos son de sangre fría: no tienen termostatos internos y regulan su temperatura corporal con estrategias de conducta. Entre ellas están la de trasladarse a lugares calientes; ponerse al sol cuando hace frío o entrar en estado de latencia, si de plano las condiciones son muy adversas. La sangre caliente de los mamíferos les posibilita no ser esclavos de las estaciones y el clima —opor lo menos, no tanto como otros animales—. Esta relativa independencia es gracias a que el cuerpo de todos los mamíferos produce calor mediante el metabolismo, y la grasa y el pelo no permiten que escape. Como sabemos desde hace milenios, pues hace

de pelos
Miguel Rubio Godoy
mucho que nos abrigamos con el pelaje de nuestros congéneres, éste es un excelente aislante térmico, pues atrapaaire cerca del cuerpo y mantiene una miniatmósfera alrededor de él.

¿El mono desnudo?
En el célebre libro del biólogo inglés Desmond Morris, aparecido en 1967, se nos bautiza como monos desnudos porque de las 194 especies de monos, todas excepto Homo sapiens, están recubiertas de pelo. Pero las apariencias engañan… Aunque más lampiños que nuestros primos los otros primates, en realidad sí somospeludos: cada uno de nosotros porta unos cinco millones de pelos; de los cuales de 100

30

¿cómoves?

a 150 000 recubren nuestras cabezas. Ni siquiera durante el crecimiento embrionario somos totalmente lampiños: hacia los cuatro meses de la concepción, el feto empieza a desarrollar bigote y cejas, y poco a poco todo el cuerpo se recubre de un pelo fino relativamente largo, llamado lanugo(palabra que viene de lana, pues es sedoso como el de los borregos). Aunque los fetos son peludos durante varios meses, su fase lanuginosa termina antes del nacimiento: durante las últimas semanas de gestación, el lanugo se cae y el bebé se lo traga junto con los sorbos que le da al líquido amniótico. Este pelo, junto con moco y bilis del tracto digestivo de la criatura, forman la primeradefecación o meconio. Normalmente el lanugo es reemplazado después por un pelo más corto, suave y poco pigmentado que llamamos vello. Y precisamente el vello impide que seamos monos desnudos, pues desde que nacemos cubre partes del cuerpo consideradas no peludas, como los párpados y la frente. Durante la pubertad, el vello de algunas regiones corporales cede su lugar al pelo “terminal”, que es mucho máslargo, grueso y pigmentado. Éste se convierte en lo que comúnmente llamamos “pelo” y aunque es más abundante en hombres que en mujeres, en ambos géneros se sitúa en las axilas, los genitales y las piernas. Al igual que en alguna etapa de la vida, algunos vellos cambian de giro para producir pelo terminal, hay pelos terminales que optan en otra etapa, por retornar al juvenil estado de vello; estaregresión es la causante de la calvicie. Pero Desmond Morris no fue el primero en jalarse los pelos tratando de explicar nuestra desnudez; ya en 1871 Darwin había tocado el tema en su libro El origen del Hombre. Reflexionando sobre mamíferos lampiños, opinó que los elefantes iban desnudos por el mundo pues viviendo en el trópico no tenían por qué preocuparse tanto por la pérdida de calor, al...
tracking img