Una osada aventura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (438 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lo primero fue... la palabra (con señales), luego vino la hablada, finalmente la escrita .... despues vino todo lo demás....
Osease, una infancia feliz.... ¡¡¡ no tuve hermanos ni hermanas ¡¡¡ Vivídurante once años en un pueblo del Sur (Güimar) A esa precoz edad me internaron en el Seminario (una escuela en donde te "enseñan" a ser cura....). Mi querida madre se empeñó que su hijo único teníaque ser un "ministro" del Señor. Otros, que no nombro, se encargaron durante la adolescencia y juventud de terminar la labor. Fueron trece años (repetí primero de bachiller por una sóla asignatura: ellatín). Menos mal que el suspenso a la postre me reportaría beneficios no sólo económicos sino tambien humanos.
Seguidamente .... bueno..... puesss..... no sé lo qué paso, pues aquello era como unabola de cristal en donde no podías mirar a los humanos.... ¡¡¡ cuanto menos a las humanas¡¡¡  Salí de dicha urna a los 24... hecho un ¿CURA? Si me lees te enterarás...
¡¡¡ Por fin, digo  ¡¡¡ Con elcoco abducido, con el corazón dando vueltas indicando las mas variadas direcciones, con las bolitas de los ojos sin saber cómo ponerlas.... en resumen..... ¿un pulpo en un bañera? Mejor que yo unrato....
Luego, sólo tres años de vida eclesial y parroquial: los destinos fueron en Puntallana (Isla de la Palma); Valle Gran Rey (Isla de la Gomera y finalmente Arona y Vilaflor (Isla de Tenerife).El dos de noviembre de 1.981 presenté ante el Obispado la demanda de mi primer divorcio, esta vez, de la Santa Madre Iglesia, Apostólica, Católica y Romana. En Junio de 1.982 (Mundiales de Fútbol en España)celebré mi primer matrimonio sólo por lo civil porque el Vaticano me cerraba las puertas a celebrarlo por lo religioso. En esta etapa, nacieron mis dos primeras hijas: Miriam y Rebeca. El 31 de Marzode 1.999, el segundo divorcio. Seguimos.
En Julio del año 2.000, segundo matrimonio, esta vez sí que fue por la Iglesia. ¿Porqué? Porque me dió la gana y punto pelota.
El nueve de Abril de 2.001...
tracking img