Uposer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 133 (33143 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Teatro de las Histéricas. De cómo Charcot descubrió, entre otras cosas, que también había histéricos Autor: Héctor Pérez-Rincón. ISBN: 968-16-5755-1 Secretaría de Educación Pública/Fondo de Cultura Económica/Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología México, 1998. Se reconocen tres grandes revoluciones en la historia de la psiquiatría : su fundación, con el acto simbólico de Philippe Pinel"liberando de sus cadenas a las enfermas del asilo de Bicêtre" ; la revolución freudiana ; y la introducción, a mediados del XX, de la psicofarmacología. El historiador estadunidense G. Zilboorg considera a Jean Wier (1515-1588) el padre de la primera revolución, pues en su obra De la impostura de los diablos propuso que los "endemoniados", "posesos", "brujas" y "hechizados", tan comunes en su época,sólo eran locos que merecían atención médica y no la hoguera. Pinel, a finales del siglo XVIII, convierte al loco en alienado, y la nueva especialidad médica que su acción clasificatoria y terapéutica genera, debuta en la medicina como "alienismo". Los "alienistas" en sus asilos y aislados de los otros médicos iniciaron el tratamiento "moral", basado en la filantropía de la ilustración, dirigidoespecíficamente al psiquismo del enfermo. Freud, por su parte, consideró a Charcot un liberador semejante a Pinel, por devolver su dignidad a las histéricas. Más aún, la acción de este médico que no era alienista, permitió una revolución múltiple que se desarrollaría no dentro del cuadro de la medicina mental, en el asilo, sino dentro del de la medicina somática, en el hospital. Colaboró a que elalienismo deviniera psiquiatría y el alienado paciente y fundó la neurología. Cuando intentó aplicar los métodos de esta disciplina al estudio de una enfermedad proteica y de larga tradición, la histeria, que era víctima de una mistificación y una interpretación errónea, abrió el camino al enfoque psicodinámico y mostró a Freud -que tampoco era alienista y que deseaba ser neurólogo- un continente malexplorado. Ambos harían que las neurosis se incorporaran al campo de la psiquiatría pues mal clasificadas y peor comprendidas pertenecían al de la medicina general. La historia de esta revolución de la psicología médica, entre otras cosas, fue obra de un grupo de hombres profundamente influidos por el desarrollo de la medicina de su tiempo, a la que quisieron emular. Unos son conocidos, otros hancaído en el olvido. La mayoría quedó integrada por personalidades interesantes, médicos con aficiones artísticas, talentosos dibujantes o poetas y dramaturgos. Su aventura es el tema de este libro.

EPÍGRAFE Que de trágica scena mucho teatro hizo poca arena GÓNGORA, Soledad Segunda Todo aquello que conocemos de grande proviene de los nerviosos. Son ellos y no otros quienes han fundado lasreligiones y compuesto las obras de arte. El mundo nunca sabrá todo lo que les debe y, sobre todo, lo que elllos han sufrido para dárselo. Apreciamos la fina música, los bellos cuadros, mil delicadezas, pero no sabemos lo que de ellas han costado a quienes las inventaron, de insomnios, de llanto, de risas espasmódicas, de urticarias, de asmas, de epilepsias, de una angustia de morir que es peor que todoeso. Marcel Proust, Le côté de Guermantes (Traducción del autor) I. GRANDES ACTORES... GRANDES ESCENAS EN 1995 el mundo entero celebró "El año Pasteur", en conmemoración del primer centenario de la muerte del sabio, considerado uno de los grandes benefactores de la humanidad. La empresa ruin de un oscuro historiador estadunidense que intentó demostrar que Luis Pasteur (1822-1895) era un "ídolocon pies de barro" no logró empañar la fama de una de las figuras más nobles de la historia. En todo caso, las pertinentes aclaraciones del doctor Adolfo Martínez Palomo redujeron a su triste dimensión tan escandalosa maquinación. Los simposia, reuniones, congresos y publicaciones que se produjeron en ese año demuestran que la comunidad científica actual, al igual que la opinión pública, siguen...
tracking img