Valoracion de empresas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2854 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
QUE HACER CON CHAVEZ

Aunque la nueva crisis en las relaciones entre Colombia y Venezuela parece una escena ya vista muchas veces, el retiro -otra vez- del embajador de Chávez en Bogotá y la nueva 'congelación' anunciada por el Presidente venezolano el pasado  martes, tienen connotaciones que la hacen más grave. El solo hecho de que sigan sumándose hostilidades y se alargue la cadena deincidentes tiene un efecto acumulativo cada vez más difícil de manejar. La credibilidad de los llamados a la mesura se va debilitando y los efectos tranquilizadores de los abrazos de Uribe y Chávez en las cumbres se agotan más rápido. Con menos talanqueras, los discursos se desbordan y se hace obligatorio aceptar que las opciones menos deseables son más factibles de lo que se habría pensado. La crisis deesta semana tiene tres elementos muy complejos. El más inmediato, el de las armas que Suecia vendió a Venezuela que acabaron en poder de las Farc, es explosivo porque pone a Chávez contra las cuerdas. Y en especial, porque el Gobierno sueco, con distancia geográfica y neutralidad ideológica, mediante varios voceros expresó su extrañeza por el desvío en el destino de los lanzacohetes, y estosignifica el acercamiento de un árbitro con credibilidad en la posición colombiana.
Ante la encrucijada, Chávez no se dio un tiempo para examinar cómo habrían llegado las armas a las Farc, ni planteó la posibilidad de que la transacción se hubiera producido a sus espaldas. De inmediato montó en cólera y echó mano de la conocida receta de congelar relaciones, llamar al embajador, amenazar conrestricciones al comercio y expropiación de empresas colombianas, y denunció una alianza de Colombia con Estados Unidos en contra de la revolución bolivariana.
Más allá de si su ira es explicable porque se considera inocente frente a la acusación o de si se trata de una cortina de humo, lo cierto es que generó unos hechos que no será fácil revertir. Es sencillo retirar embajadores y congelar relacionesmediante discurso, pero restablecerlas toma meses y mucho coraje.
No menos difícil es controlar el efecto del acuerdo que en los próximos días firmarán Colombia y Estados Unidos para profundizar la cooperación militar. Chávez, paranoico y en extremo sensible, cree que la intención de Estados Unidos es impedir la consolidación del "socialismo del siglo XXI". En parte porque ha heredado la obsesión delos cubanos sobre el tema, pero sobre todo por las heridas que dejó la tolerancia de la administración Bush con el golpe contra Chávez el 11 de abril de 2002. Bajo esa sombra, Venezuela siempre ha visto con sospecha el Plan Colombia y la estrecha alianza del gobierno Uribe con Bush y ha sido uno de los motivos, aunque no el único, de la mala relación de los últimos años entre Bogotá y Caracas.La paranoia no se ha aliviado con el mejoramiento de las relaciones de Chávez con Estados Unidos a partir de la llegada de Barack Obama. Si bien los discursos han cambiado, y Caracas y Washington reabrieron sus respectivas embajadas, los chavistas están a la expectativa de si las buenas intenciones de Obama van a ahogarse en los vericuetos de los organismos de Inteligencia y Defensa. Creen que enellos persisten las intenciones intervencionistas de administraciones anteriores, y al propio Presidente estadounidense lo consideran ambivalente.
En este panorama, el incremento de la cooperación militar colombo-estadounidense -que no ha sido bien explicado por Colombia a Venezuela-, alimenta el nerviosismo de Chávez y es sinónimo de lo peor: la instalación de bases yanquis con capacidad deespiar y atacar a Venezuela. Pero, además, en esta ocasión sectores de la oposición que normalmente critican al Gobierno por su falta de cordura en las relaciones con Colombia, han coincidido con su preocupación por las "bases estadounidenses". Por ejemplo, los editoriales del periódico Tal Cual, que dirige Teodoro Petkoff, han seguido esa línea.
El tercer elemento que agrava la tensión actual es de...
tracking img