Vampire kisses 5 - el club del ataud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 162 (40430 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
_.El Club del Ataúd._

[pic]

A mis abuelas— Sylvia Schreiber
E Ida Landsbaum
Con todo mi amor
"Para ser miembro de nuestro club tienes que pagar un alto precio."
—Phoenix Slater.

1. Alma que lleva el diablo.
2 Deadhead.
3. La Casa Señorial.
4. Regreso al Club del Ataúd.
5. Las catacumbas.
6. Sueños deMazmorra.
7. Bailando con la Muerte.
8. La gótica que llevas dentro.
9. La Noche de la Salida de los Demonios.9. La Noche de la Salida de los Demonios.
10. Foto perfecta.
11. El Círculo de los cultivos.
12. Una cita con un vampiro.
13. La Mazmorra.
14. Secretos revelados.
Agradecimientos.
Sobre la Autora.
También por EllenSchreiber.

1. Alma que lleva el diablo.

Salí disparada de clase como alma que lleva el diablo.
La campana de Dullsville High sonó por última vez, señalando el final del año y fui la primera estudiante en llegar a su taquilla. Normalmente, el sonido de la campana me ponía de los nervios como un pájaro carpintero que martillea sobre un sicómoro, pero esta vez el zumbido era tanmelodioso como el sonido de un clavicordio. Señalaba una cosa: las vacaciones de verano.
Estas cuatro palabras cayeron sobre mi lengua como el sabroso y dulce néctar de las madreselvas en flor. ¿No son todas las vacaciones dulces? Claro. Sin embargo, las vacaciones de verano derrotaban a sus hermanas—las vacaciones de primavera e invierno. Las vacaciones de verano las superan a ellas concreces por sus incomparables ventajas—dos meses y medio, libres de libros de texto, maestros, y tormentos. Ni castigos, conferencias, y exámenes. Sé acabó el pasar ocho horas al día dentro de los confines de Dullsville High, siendo la única chica gótica en una escuela llena de pijos, o el intentar no quedarme dormida apoyando la cabeza en el pupitre de madera. Y lo más importante, podría dormir hastatarde. Al igual que un vampiro.
Las esposas rojas y blancas de la escuela se habían soltado de mis muñecas.
Iba tan apurada que ni esperé a la estudiante modelo y mi mejor amiga, Becky. Esta sería la última vez que tendría que recordar, u olvidar, como me pasaba muy a menudo, los números de la cerradura. Libros de texto, cuadernos, envolturas de caramelos, y CDs llenaban la pequeñataquilla de metal. Siempre igual, esperé hasta el último momento para limpiarlo a fondo. A diferencia de otras taquillas que tenía fotografías reales de las parejas, miré fijamente los dibujos que Alexander me había pintado y con los que me había sorprendido colocándolos en mi taquilla. Los miré fijamente con adoración y cuidadosamente despegué uno, cuando me di cuenta del enorme desorden quetenía frente a mí. Calculé que necesitaría una carretilla para transportar todo hasta el camión de Becky, sin embargo arrastré hasta la taquilla un cubo de basura abollado y arrojé todo aquello que no hubiese pagado.
"¡El verano está aquí! ¿Puedes creerlo? "Dijo Becky, acercándose a mí. Nos agarramos las manos y chillamos como si acabásemos de conseguir las entradas para un concierto del cual yase habían agotado todas.
"¡Por fin!" Exclamé. "No más faltas por llegar tarde o llamadas a mis padres por llevar vestimenta inapropiada".
Becky abrió su taquilla, que ya había sido limpiada. Las fotos de Matt y de ella las había colocado en un álbum de recuerdos con títulos de colores, hermosas esquinas, y pegatinas en forma de corazón. Examinó su taquilla vacía por si habíaolvidado algo.
"Parece que incluso le has quitado el polvo," bromeé.
"Este va a ser el mejor verano que haya habido nunca, Raven. Este es el primer verano en el que ambas tenemos novios. Y pensar, que estaremos tumbadas junto a la piscina con los chicos mas buenos de Dullsville".
Despegué un dibujo de Alexander y yo en frente del restaurante Hatsy que todavía estaba pegado en el...
tracking img