Vanguardismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1179 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fe mía
No me fío de la rosa
de papel,
¡tantas veces que la hice
yo con mis manos!
Ni me fío de la otra
rosa verdadera,
hija del sol y sazón,
la prometida del viento.
De ti, que nunca te hice,
de ti, que nunca te hicieron,
de ti me fío, redondo
seguro azar.

Pedro Salinas

Las ánimas.

Montones de supervivientes
Miran el mundo delos vivos,
Que con sus barcos y sus puentesIntentan servirles de estribos.
 
Después de aflicción y trabajo,
-La vida más corta fue larga-
cayeron mucho más abajo.
Sólo errores son ya su carga.
 
Los muertos añoran la tierra
De los hombres nunca divinos,
Y sufren, sufren. ¿Se les cierra
La salida a humanos destinos?
 
Ese fuego no será eterno.
También el verdugo se cansa,
Y está sumiso a buen gobierno.
Eternidad con Dios esmansa.
 
Mientras montones de difuntos
Tienden a los vivos las manos,
Las memorias. ¡Ah, todos juntos,
Y humanos, humanos, humanos!

Jorge Guillen.

Romance del Duero.

RÍO Duero, río Duero
nadie a acompañarte baja,
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.
 
Indiferente o cobarde,
la ciudad vuelve la espalda.
No quiere ver en tu espejo
su muralla desdentada.
 
Tú, viejoDuero, sonríes
entre tus barbas de plata,
moliendo con romances
las cosechas mal logradas.
 
Y entre los santos de piedra
y los álamos de magia
pasas llevando en tus ondas
palabras de amor, palabras.
 
Quién pudiera como tú,
a la vez quieto y en marcha,
cantar siempre el mismo verso,
pero con distinta agua.
 
Río Duero, río Duero,
nadie a estar contigo baja,
ya nadie quiere atendertu eterna estrofa olvidada,
 
sino los enamorados
que preguntan por sus almas
y siembran en tus espumas
palabras de amor, palabras.

Gerardo Diego.

  Hermanos.

Hermanos, los que estáis en lejanía
tras las aguas inmensas, los cercanos
de mi España natal, todos hermanos
porque habláis esta lengua que es la mía:
 
yo digo «amor», yo digo «madre mía»,
y atravesando mare,>sierras, llanos,
—oh gozo— con sonidos castellanos,
os llega un dulce efluvio de poesía.
 
Yo exclamo «amigo», y en el Nuevo Mundo,
«amigo» dice el eco, desde donde
cruza todo el Pacífico, y aún suena.
 
Yo digo «Dios», y hay un clamor profundo;
y «Dios», en español, todo responde,
y «Dios», sólo «Dios», «Dios», el mundo llena.

Dámaso Alonzo.

La Luna y la Muerte.
  

La lunatiene dientes de marfil.
¿Qué vieja y triste asoma!
están los cauces secos,
los campos sin verdores
y los árboles mustios
sin nidos y sin hojas.
doña Muerte, arrugada,
pasea por sauzales
con su absurdo cortejo
de ilusiones remotas.
Va vendiendo colores
de cera y de tormenta
como un hada de cuento
mala y enredadora.
 
   La luna le ha comprado
pinturas a la Muerte.
En esta nocheturbia
¡está la luna loca!
 
   Yo mientras tanto pongo
en mi pecho sombrío
una feria sin músicas
con las tiendas de sombra.

Federico García Lorca

No decía palabras.

No decía palabras,
Acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
Porque ignoraba que el deseo es una pregunta
Cuya respuesta no existe,
Una hoja cuya rama no existe,
Un mundo cuyo cielo no existe.
La angustia se abrepaso entre los huesos,
Remonta por las venas
Hasta abrirse en la piel,
Surtidores de sueño
Hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.
Un roce al paso,
Una mirada fugaz entre las sombras,
Bastan para que el cuerpo se abra en dos,
Ávido de recibir en sí mismo
Otro cuerpo que sueñe;
Mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne;
Iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.Aunque sólo sea una esperanza,
Porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie sabe.

Luis Cernuda

Es el más pequeño.

Es el más pequeño de todos, el último.
Pero no le digáis nada; dejadle que juegue.
Es más chico que los demás, y es un niño callado.
Al balón apenas si puede darle con su bota pequeña.
Juega un rato y luego pronto le olvidan.
Todos pasan gritando, sofocados, enormes,...
tracking img