Venceremos, ven-seremos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1059 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 3 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Venceremos y Ven-Seremos
(Breve ensayo sobre la Concertación de Partidos por la Democracia en la actualidad)

Por Yethro Dinamarca.
No puedo dejar de compartir la profunda impresión que causó en mí el descubrimiento de una maravillosa y reveladora “nueva palabra”, que hace dos años atrás –si mi memoria no me falla-, leí en el afiche promocional de una lista de candidatos a uncentro de alumnos en una escuela de la Universidad de Chile. Ahí, con una iluminada  lucidez, estos jóvenes -compañeros- del siglo XXI, resumían de esta manera su ideario: VEN-SEREMOS. Es decir, una innovadora consigna que parafrasea la forma de un ayer –Venceremos-, pero abriendo otro continente de sentidos: Ven, acompáñame, que juntos, sin excluirnos ni dominarnos, Seremos.
      En plena modernidad que se auto-construía, el también lúcido Marx, escribió en el siglo XIX, a propósito de una revolución que trataba de repetirse a sí misma, que algunos hechos históricos primero ocurren como gesta heroica, con todo su intenso drama a cuestas, mostrando así su potente cara honesta y verdadera; pero luego suelen tratar de repetirse, simplemente como comedia, en una tristeréplica efímera y caricaturesca. Léase entonces la analogía: hace ya más de 20 años, hombre y mujeres en ánimo de gesta, esperanza y sueño, viviendo intensamente el drama de la época dictatorial, fundaron en Chile la Concertación de Partidos por la Democracia. En su versión instrumental concordaron voluntades políticas y también en su cara más profunda unieron la emoción de la democracia y el cambio,a sensibilidades hasta ese momento históricamente confrontadas. Hoy, sin embargo, una Concertación ya cansada y desgastada (lo que es muy histórico, luego de gobernar con grandes éxitos1,2,3 y, a la vez, con grandes carencias4,5en las últimas dos décadas), intenta re-fundarse, repetirse a sí misma, en ánimo de gesta, aunque se nos aparece simplemente como una burda comedia de egos y vanidades, sinsueños, sin alma y sin ideas. Eso al menos hasta ahora.
1 -A conjugar vivienda y ciudad-. Opinión Sonia Tshorne, diario La Tercera, 2005.
2 -Presidente Frei: “He cumplido”-. Noticia del diario La Nación, 2000.
3 -Democracia intelectualmente participativa-. Opinión del senador William Thayer Arteaga, diario La Tercera, 1995.
4 -Concertación ahora le toca a la justicia-. Opinión R.Quenaya/G. Poblete, diario La Tercera, 2005.

Se trata, sin duda, de una gran crisis. En su dejo de comedia, de una crisis terminal. Los espectáculos de los últimos años, meses, días, horas, guste o no a cualquier discurso voluntarista, clausura toda posibilidad de una emoción refundacional al menos en la dimensión de acercamiento de sensibilidades y de sueños que en el origen síhubo en la Concertación. Tal vez todavía esta concertación de partidos cansados podrá protagonizar algunos hechos políticos; pero será sólo eso, un protagonismo efímero.
En esta deriva se ha vivido una profunda continuidad -como la mencionada antes al desnudar mi desencanto-; pero también una profunda ruptura, que surge de la búsqueda de la Concertación de Partidos por la Democraciahacia un nuevo encantamiento, sobre la base de la misma emoción desgarrada y asombrada con ánimos de evolucionar. Una profunda ruptura con esa atmósfera de ánimo, de gesta, esperanza y sueño por el drama de la época dictatorial, esa atmosfera del Vencer, con su profunda continuidad, que marca como relevante primordial el Vencer, el Venceremos, no importando, el camino, la maña, ni la forma deconcederlo6.
Pero seamos positivos. La crisis que evoca esta comedia, conlleva también una oportunidad. En lo inmediato, la oportunidad de tomar conciencia del ocaso y la distancia emocional con la ciudadanía de la actual (des)Concertación. En sicología y en política la toma de conciencia es siempre liberadora, pues abre las puertas de la percepción. Y más en lo mediato, esta...
tracking img