Vida y Obra de Samuel Hahnemann 20 pag

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3944 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
1
SAMUEL HAHNEMANN
ÓRGANON
DE LA
MEDICINA
Traducción realizada sobre la 6ª edición original
2
Editado por Institut Homeopàtic de Catalunya
Joan Gamper 22, 08014 Barcelona
Tel. 93 430 64 79
www.instituthomeopatic.com
ISBN: 978-84-615-6922-9
Dep. Legal: AB-19-2012
Correcció ortogràfica: Maria Jose Garcia Mateos.
Diseño y maquetación: Javi Rivas
No está permitida la reproducción,total o parcial, del presente libro, ni su tratamiento informático, ni su
transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro
u otros métodos, sin el permiso preciso y por escrito del titular del Copyright. (nº. registro 02/2003/4916).
3
SAMUEL HAHNEMANN
ÓRGANON
DE LA
MEDICINA
4
5
(1755-1843)
SAMUEL HAHNEMANN
SUS PRIMEROS AÑOSSamuel Cristiano Federico Hahnemann nace el 10 de abril
de 1755 en Meissen, Alemania. Su padre era pintor de una fábrica de
porcelana y, desde niño, al verlo trabajar en los talleres en la
preparación de los esmaltes, adquirió el interés por el estudio de la
química. Ingresa en la escuela de Meissen en donde se distingue por
su capacidad para aprender idiomas extranjeros.
Debido a suconstitución débil y enfermiza no participa con
los demás compañeros en los deportes ni en las actividades físicas, se
destaca por su inteligencia y es el primero de su clase. Su padre
viendo su poca capacidad física, decide sacarlo de la escuela y
encontrarle un empleo como encargado de una tienda.
Por consejos de su madre y el Profesor Muller abandona el
empleo de tendero y le es concedida,mediante la intervención de
6
éste último, una beca del rey de Sajonia para poder continuar sus
estudios en la escuela para nobles de Saint-Afra, a la cual ingresa en
1771 para continuar sus estudios de bachillerato.
LA ESCUELA DE SAINT-AFRA
Debido a su origen humilde, Hahnemann no es aceptado en
el círculo de los alumnos nobles, lo que aumenta su aislamiento y
dedicación a los estudios. Elantiguo director de la escuela de
Meissen, el Profesor Muller, es nombrado maestro de Saint-Afra y,
al ver la capacidad de Samuel, lo nombra maestro auxiliar de su
clase, lo cual provoca la envidia de sus compañeros, quienes
finalmente reconocen su superioridad y acaban aceptándolo.
Concluidos los estudios en 1777, Samuel deja Saint-Afra para
continuar su preparación en la Universidad de Leipzig.Escribe una
especie de tesis a la que titula “La curiosa formación de la mano” en
la que destaca su importancia como terminación del cuerpo y síntesis
y prolongación del espíritu y el pensamiento humano.
LA UNIVERSIDAD DE LEIPZIG
Una vez instalado en Leipzig se dio a la tarea de elegir que
habría que estudiar. Le gustaban las ciencias y en especial la
química; por otra parte, le atraía lamedicina ya que en ella podría
cristalizar sus deseos de ayudar a la gente en su batalla contra las
enfermedades y la muerte. Por fin decide estudiar medicina.
Para poder subsistir económicamente aprovecha su capacidad
para los idiomas y trabaja como traductor. En la Universidad Samuel
observa las dos corrientes de pensamiento vigentes en su época: unos
se aferran a la prueba experimental, alo tangible, no queriendo
admitir nada que no fuese palpable o medible.
7
Otros aceptan que existe una especie de fuerza, de espíritu de
la materia a la que da vida, organiza y preserva. Acepta
momentáneamente ambas ya que por ahora sólo piensa en aprender y
no en juzgar.
Además de continuar sus estudios de medicina, se dedica a
leer a los médicos antiguos como Hipócrates y Galeno y a suscontemporáneos, aquellos que le parecen han resumido el progreso
de la ciencia. También estudia médicos como Stahl y Barthez, con
lo cual entra en contacto con el animismo y el vitalismo, experiencia
que será trascendental años más tarde.
A Hahnemann le atrajo inmediatamente el animismo y
vitalismo. Quiso subir más alto y beber de las mismas fuentes que
Stahl. Encontró y leyó por lo...