Vtyhjhg

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (511 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una sociedad marginalizada es instrumento ciego de su propia destrucción…

Cada día, cada uno de nosotros es testigo fiel, de como la historia se escribe frente a nuestros ojos, cada minuto, cadasegundo, trae consigo el recuerdo de lo que fue el anterior, en un mundo globalizado, un mundo en el cual los valores se modifican a gusto de quien los posee o de quien los pueda comprar, un mundodonde el capitalismo se burló de las promesas irreales de su competidor el socialismo, que prometió, y jamás cumplió, solo se dejó llevar como uno más, como otro falso profeta, como otro sueño roto de lasclases humildes, de las clases marginadas, personas que viven cada día como si fuera el último, pero no el último, por aquellas añoranzas de los libros de autoayuda; ellos viven así, por la necesidadque poseen, madres e hijos que habitan en zonas alejadas. Zonas que están al margen de lo lógico, de lo socialmente aceptable, de aquellos barrios, que cada 6 y 4 años acuden fielmente a la urnas devotación, para no solo depositar el ticket impreso de una máquina electrónica, que verifica su voto, si no el depósito de su añoranzas, de sus sueños, de sus ilusiones de cambiar, de tener mejorcondición de vida, y que cada vez se siente más y más traicionada por sus políticos, que luego de usar a éstas masas las desecha hasta el próximo acto electoral.
¿Por qué las personas de los barriosmarginales aspiran tener ropa y calzado de marca? por avaricia, o será quizás que tanta propaganda de la televisión y de los medios, que bombardean a diario al éxito como el buen vestir, el buen calzar, yel tener… ¿será que tienen algo de culpa?, criticamos su música, decimos que su pero se ha preguntado alguien, ¿si ellos saben quién fue Mozart?, hablamos de su poca lectura pero…. Tal vez… algunosabe, que en los barrios, el poco dinero es para comer, y no hay para el gran lujo de instruirse, de comprar lo que llamamos “cultura”;muchos… son los que quieren ser grandes, pero hasta el soñar...
tracking img