Xdgh9h9uhihjoij

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15346 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 20 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El comienzo de la pesadilla.

Ya llevaba horas corriendo hacia ningún lugar. Sin un propósito. Sin hogar, pues lo había perdido ya y todo por un descuido.

Me dolían las patas con cada zancada que daba, especialmente mi pata trasera herida y también sentía un fuerte dolor en la cabeza por el golpe que me había dado, pero más fuertes que los dolores físicos, era el de mi corazón; una heridaeterna que jamás sanaría, pero me negué a detenerme. Quería escapar y estar solo. Estar solo para siempre por ser tan estúpido al cometer un error así.

Era el crepúsculo y estábamos mi manada y yo aullando para darnos apoyo entre nosotros, como cualquier otra con la discreción necesaria para no atraer lobos desconocidos a nuestro territorio.

Aullábamos de manera intercalada, volviendo confusoel número real de los integrantes de la manada, una técnica usada habitualmente en los lobos. Pero de pronto, a medio aullido, escuché algo sospechoso y también sentí su aroma. Dejé de aullar y levanté el hocico y mis orejas para oír mejor y averiguar lo que estaba sucediendo. Cuando lo supe, emití un gruñido de ansiedad.

Un lobo desconocido había sobrepasado los límites de nuestro territorio,adentrándose en el de manera descarada.

Con rápidas miradas y unos breves gañidos, avisé a la manada del intruso que estaba hurgando en nuestro territorio. En respuesta, la manada se puso ansiosa, comenzaron a moverse de un lado a otro emitiendo bajos gruñidos de impaciencia.

Todos estaban ansiosos, menos mi pareja, que se me acercó con aire preocupado.

—¿Qué pasa? ¿Pasa algo malo? —lepregunté a ella con bastante tranquilidad con un movimiento con la cabeza.

Ella, preocupada bajó la cabeza y me miró de manera extraña. Era como si sintiera miedo, pero no lo comprendía.

—Encuentro que es extraño, Vollmond. Demasiado extraño.

No la entendía, por supuesto. ¿Qué era extraño? Sólo debíamos de expulsar al forastero como lo habíamos hecho siempre.

—No te entiendo -bajé lasorejas para mostrar mi disgusto y desentendimiento—. Hemos hecho esto numerables veces, ¿para qué preocuparse?

El miedo que emanaba de sus ojos, al ver mi respuesta cambió rápidamente a enojo y gruñó enseñando los colmillos. Su gris pelaje ribeteado de negro se había erizado y sus orejas se pegaron contra su cabeza.

—¿¡Es que no te das cuenta!? ¡Ese lobo entra en nuestro territorio como sinada! ¡Puede ser una trampa! ¡Vollmond, no pongas en riesgo a la manada por esto!

Sorprendido por su agresiva reacción, bajé un poco la cola. Le dirigí una mirada por el rabillo del ojo, ladeando la cabeza.

—Pero Amber, nuestra manada es una de las más grandes que hay por aquí. Somos doce, superamos a las manadas normales por cuatro o cinco lobos. —Caminé hacia ella y le di un suave empujón conel hocico en el cuello—. Confía en mí, Amber.

Ella resopló y me miró a los ojos, no del todo convencida.

—Espero que tengas razón. Vamos.

Contento de que hubiera desistido con su problema, moví la cola de lado a lado y di un pequeño y corto ladrido para reunir a la manada. Cuando ya estuvimos todos reunidos, nos dirigimos corriendo hacia donde el forastero se encontraba como si nada,como decía Amber.

Cuando llegamos, efectivamente estaba el forastero como si nada mirándonos con orgullo. No entendía por qué se le veía tan confiado, pero cuando observé mi alrededor, entendí el por qué y el miedo me invadió desde el hocico hasta la punta de la cola.
El forastero no estaba solo.

A nuestro alrededor, habían quince lobos más rodeándonos. Gruñían y tenían el pelaje del lomoerizado, tenían las orejas pegadas a la cabeza, enseñaban los mortíferos colmillos y tenían una postura preparada para atacar en cualquier momento.
Había sido una trampa. Si tan sólo hubiera escuchado a Amber en vez de ser tan confiado, no habríamos caído en ella. Esta trampa, estaba seguro de que era para quitarnos nuestro territorio.

Con la responsabilidad de macho alfa y de esta situación, di...
tracking img