Yo soy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3358 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 21 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NO PERDAIS PUES VUESTRA CONFIANZA

Ay una lección en el relato del profeta José Smith de la Primera Visión que literalmente todo Santo de los últimos Días ha tenido ocasión de experimentar, o lo hará en un día cercano. Es la verdad llana y seria de que antes de los grandes momentos, por cierto antes de los grandes momentos espirituales, pueden venir la adversidad, la oposición y las tinieblas.En la vida experimentamos algunos de esos momentos y, de vez en cuando, éstos llegan justo cuando estamos a punto de tomar una decisión importante o de dar un paso significativo en nuestra vida. En ese maravilloso relato que muy de vez en cuando leemos, José dijo que apenas había comenzado a orar cuando sintió que se apoderaba de él un poder de influencia asombrosa. "Una densa oscuridad", como éllo denominó, se formó a su alrededor y le pareció que estaba destinado a una destrucción repentina. Mas él se esforzó con todo su aliento por pedirle a Dios que le librara del poder de ese enemigo, y mientras lo hacía, vio una columna de luz más brillante que el sol, que descendió gradualmente hasta descansar sobre él. No bien apareció la luz, se vio libre del poder destructivo que le habíasujetado. Lo que sucedió a continuación constituye la mayor epifanía desde los acontecimientos que rodearon la Crucifixión, la Resurrección y la Ascensión de Cristo en el meridiano de los tiempos. El Padre y el Hijo se aparecieron a José Smith, lo que dio comienzo a la dispensación del cumplimiento de los tiempos'. La mayoría de nosotros no necesitamos más recordatorios de los que ya hemos tenido parasaber que existe alguien que personifica la "oposición en todas las cosas", "que un ángel de

H

147

149

Jeffrey R. Holland

Dios" cayó "del cielo" y que al hacerlo llegó a ser "miserable para siempre". ¡Qué destino más atroz! Debido a que ése es el destino de Lucifer, Lehi nos enseña que "procuró igualmente la miseria de todo el género humano"'. Podría dedicarse todo un artículo a estetema de la oposición fuerte, preliminar y anticipadora del adversario a muchas de las buenas cosas que Dios tiene preparadas para nosotros, mas deseo dejar atrás esa observación en alas de otra verdad que puede que no reconozcamos tan fácilmente. Es ésta una lección con un tono típicamente deportivo que nos recuerda que "el partido no ha terminado hasta que no suena el silbato final", unrecordatorio de que la lucha continúa. Lamentablemente, no debemos que Satanás fue derrotado en esa experiencia, la que de manera tan notable trajo la luz nos ha hecho avanzar. Para expresarme de una manera más vívida, quisiera referirme a otro pasaje de Escrituras, de hecho, a otra visión. Recordarán ustedes que el libro de Moisés comienza cuando él es llevado a "una montaña extremadamente alta" donde,dice la Escritura, vio a Dios cara a cara, y habló con él, y la gloria de Dios cubrió a Moisés". Lo que ocurrió a continuación fue lo que les sucede a los profetas que son arrebatados a montañas altas. El Señor le dijo a Moisés: " ... mira, pues, y te mostraré las obras de mis manos... Moisés miró, y.. vio la tierra, sí, la vio toda; y no hubo partícula de ella que no viese, discerniéndola por elEspíritu de Dios. Y también vio a sus habitantes; y no hubo una sola alma que no viese"'. Esa experiencia es notable en todos los aspectos; es una de las grandes revelaciones dadas en la historia de la humanidad y es uno de los registros más gloriosos que tenemos de la experiencia de cualquier profeta con la Divinidad. Pero el mensaje de Moisés para nosotros en la actualidad es: No bajen laguardia; no piensen que una gran revelación, un momento maravilloso e iluminador, el descubrir un sendero inspirado, sea el fin de todo. Recuerden: "el partido no ha terminado hasta que no suena el silbato final". Lo que a continuación le acontece a Moisés tras ese momento tan espiritual sería algo absurdo de no ser tan peligroso y algo que 148

150

No perdáis pues, vuestra confianza

Era de...
tracking img