Zoelia frómeta: auto de fe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1610 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Zoelia Frómeta: auto de fe

 
| |


Manuel García Verdecia 
 
 
Una de las mejores maneras de valuar un libro es sopesar las incitaciones que despierta. Por eso Auto de fe, de Zoelia Frómeta (Bayamo, Cuba, en algún tardío momento del finiquitado siglo XX) me resulta interesante, pone mi espejo a hervir pensante. Es un libro como una pedrada, un trompetazo, una cachetada dada sin alevosía perocon toda intención. Para romper la hipnosis.

Lo primero que me llama al diálogo (que eso para mí es la buena lectura: intercambio del sujeto con el texto) es su libérrima franquicia con el lenguaje. No se deja intimidar por las palabras. Sabe que si se las acepta a su modo se petrifican en ciertos sentidos arqueológicos. De ahí que haya que exprimirlas, dislocarlas, recolocarlas:

soy agua esmeril,la callada mariposa
que habita el instante que nombro
la utopía de Ser y juego a que Soy
tan inexistente como el tiempo
que va trazando el paso del caracol
sobre un río de ingravidez infinita, larva
en mi boca azafrán y canícula.

La autora no parece tener que dedicarse a cazar o amansar palabras. Antes bien parece que estas acuden a ella obedientes, como limalla al imán. Tal es la variedad yespontaneidad en el uso verbal que asoma de su verso.

Este es un libro hecho de distancia, de negación, de cuestionamientos, de refutación a lo que se espera del sujeto y afirmación de lo que crece desde dentro, en medio de la soledad y el desamparo, de permanente viaje hacia el ser. El sujeto lírico es alguien que ha puesto lejanía por medio de asuntos de su más doloroso interés, forzado por unairreductible ansia de ave en aires sin tropiezos. Sin embargo, una conquista trae la inconveniencia de la nostalgia y la soledad. Pero ¿no es que el distinto siempre está solo? ¿No lo carcome perennemente la nostalgia del no sucedido? ¿Cómo tener seguridad de algo en un mundo tan incierto? Una de las magnitudes visibles del genuino explorador es su dubitación. Ese fervor con que voltea todo y rasgay desvela y observa y pregunta.

¿Qué hay oculto en estas sombras que silencian?
¿Qué desarraigo colma el gesto
como si temiera desplomarse al tacto de muda cicatriz?

Como toda poesía de búsqueda hay un intento de definición, o mejor definiciones, empezando por la propia. La ambición por conocer intenta definir, o sea, apropiarse lo externo mediante un cuerpo lógico asequible, convincente ymanipulable. Es punto de partida para sucesivas rupturas y nuevas disquisiciones. Pero toda actitud cognoscente, para que sea válida, debe partir de la persuasión acerca del propio sujeto que conoce. ¿Cómo estar cierto de lo que se conoce sin tener certeza sobre quien conoce? Así el sujeto lírico una y otra vez escarba piel adentro para ventear, mirar, palpar, arúspice que calcula respuestas en suspropias entrañas:

¿Quién soy? ¿Cómo despojarme de esta carne
que carga un siglo de idolatrías?
Al yo lo turba la incertidumbre:
Acaso también inventé una apariencia
un discurso, una isla y sus fervorosas máscaras
Pero también lo precipita el ansia:
Si yo fuera, digo, menos reo
de mis perfecciones y costumbres.

Debe mirar hacia atrás y hacia delante. Desgarrar la piel de lo que ha sido pero sinnegarla ni negarle la debida simpatía:

…soy mi existencia
y el temblor de mi carne
y la osamenta noche
que cae sobre mi alma
también fui la que hice pacto
con la herejía y la voluntad del vino

Esa aceptación total es la única manera de vindicar todas las estaciones del yo y restaurar el mapa completo y complejo por donde avanza nuestro discernir y nuestra ansia de resurrección.

Es esta tensa avidezde hallarse la que determina una mirada y una voz. No se trata solo de alcanzar una respuesta final sobre el yo. Es conseguir un asidero de consistencia para tentar un mundo para nada cierto ni firme. ¿Qué hacer si se tambalea el propio ser en la indeterminación? Debe haber una tabla imperturbablemente flotante para sortear el crispado mar del desconcierto.

Quiero entrar en mi caracol
y ser...
tracking img