A la niña no le gustaron la

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1434 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 26 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
s muñecas...

“Este escrito es solo una pequeña muestra de agradecimiento y amor que siento por mis compañeras y amigas Enfermeras(os) con quienes conviví experiencias increíbles y creíbles, dolorosas y tiernas; Que inolvidables y provechosas dada su envoltura con tersa tela de amor, vestimenta esencial para servir y atender al prójimo, que poco a poco nos hizo uno, logró también el quefuésemos investidos como hermanos durante prolongada parte de nuestras vidas...y de las que nos siguen. Gracias”
juan manuel aboites aguilar

-El 13 de agosto 2010 fue el centenario del fallecimiento de La Madre de la Enfermería. He aquí una breve biografía.

A la Niña no le gustaron lasmuñecas..., ni el matrimonio,
...prefería las matemáticas; solo que en 1830 tenía diez años de edad, y a su inflexible madre según la usanza de época, le interesaba aprendiera la ciencia de las mujercitas. Pero a su padre, a quién las mate (Matemáticas, así le dicen los estudiantes) le fascinaban, la apoyó instruyéndola en secreto. Mientras tanto, al otro lado del mundo, México tenía siete añoscomo nación independiente.
Su familia era pudiente e invertía el ocio en viajes, curiosamente adoptaron del lugar donde naciera el nombre para cada una de sus hijas. Nuestra niña, aunque nació en Florencia, pueblecillo de la Villa Columbus en Italia, era inglesa de sangre. Vivió intensamente durante 90 años a pesar de que en los últimos permaneció postrada a consecuencia de la Brucelosis -enfermedad que se nos contagia al consumir leche y sus derivados (queso, asadero) no pasteurizados o no hervidos provenientes de vacas y cabras que la padecen; aún hoy es muy frecuente en ésta nuestra región. Ella la adquirió durante su participación en la Guerrea de Crimea.

Se dice que los viajes ilustran ya que vemos la luz que reflejan otros lugares. En 1849 durante un viaje con unos amigospor Europa y Egipto, tuvo la oportunidad de conocer construcciones representativas de cada ciudad y entre ellas, los Hospitales. Le llamó tanto su atención el quehacer que en su interior observó y sintió, que al siguiente año, decidida, empezó su entrenamiento como enfermera en el Hospital de San Vicente de Paul en Alejandría, Egipto, luego en 1851 en el Hospital T. Fliedner, cerca deDusseldorf, Alemania y por último en un hospital de San Germain, cerca de París. A su regreso a Londres en 1853, tomó el puesto sin paga como Supervisora en una institución para gentiles (gente común, no nobles) enfermos.

Izquierda: En el centro del mapa -en azul- el Mar Negro (Mer Noire, en francés). En su parte superior esta la Península de Crimea, parte del Imperio Ruso donde principalmente sedesarrolló la Guerra de Crimea. Sebastopol y Yalta son sus ciudades principales.// Arriba y derecha: Mar Negro con sus olas congelado.

Marzo de 1854 trajo consigo el inicio de la Guerra de Crimea en la que la Gran Bretaña, Francia y Turquía le declararon la guerra a Rusia. Aunque los rusos fueron derrotados en la batalla del río Alma el 20 de septiembre de 1854, el periódico The Times criticó lasinstalaciones médicas británicas. En respuesta a ello, Sidney Herbert, Secretario de Guerra británico, le pidió a Nightingale en una carta a su amiga que se convirtiera en enfermera-administradora para supervisar la introducción de enfermeras en los hospitales militares. Su título oficial era Superintendente del Sistema de Enfermeras de los Hospitales Generales Ingleses en Turquía. Nightingalellegó a Escutari, un suburbio asiático de Constantinopla (hoy Estambul) con 38 enfermeras el 4 de noviembre de 1854.

Los conocimientos matemáticos de Nightingale se volvieron evidentes cuando usó los datos que había recolectado para calcular la tasa de mortalidad en el hospital. En cuatro meses (febrero de 1855) la tasa de mortalidad había caído de 60% al 42.7 %, para la primavera siguiente...
tracking img