Revoluciones Cap2

Páginas: 37 (9019 palabras) Publicado: 4 de febrero de 2016
Cap. 2

1

El problema del
movimiento celeste

Demostrar que las apariencias se salvan al suponer que el Sol está en el centro y la Tierra en los cielos no
es lo mismo que demostrar que en efecto el Sol está en el centro y la Tierra en los cielos. Creo que la
primera demostración puede existir, pero tengo dudas muy serias acerca de la segunda…1
— Cardenal Roberto Bellarmine
4 de abril de 1615Copérnico comprendió la verdadera naturaleza de la Tierra. Entendió cabalmente que es un planeta que
rota alrededor del Sol acompañada por otros planetas.2
— American Encyclopedia
(1969 edition), vol. 7,
“Copérnico”

Aunque se ve que el Sol viaja por el cielo cada día, usted probablemente cree que esto se debe a
que la Tierra en realidad rota sobre su eje en vez de que el Sol rote alrededor de laTierra.
¿Puede citar evidencia para apoyar esta creencia?

Cap. 2

2

Capítulo 2:
Los cielos alrededor
del ser humano
No hace falta ser un experto en Historia para darse cuenta de que el interés del ser
humano por los cielos tiene que ser casi tan antiguo como el ser humano mismo. Nuestros
predecesores primitivos pasaron gran parte de su vida a la intemperie, cerca de la Naturaleza y,
en gran medida,bajo su dominio. Su supervivencia y su seguridad dependían del conocimiento
de la Naturaleza y de la habilidad de anticipar sus caprichos. Un mundo predecible era
manejable; un mundo caprichoso era una amenaza de destrucción. Los cielos se mostraban
protectores cuando las constelaciones viajaban por ellos noche tras noche de un modo conocido.
Esos mismos cielos se mostraban aterradores cuando elSol se extinguía de repente en un eclipse.
Hoy día, el ser humano se encuentra relativamente libre de tales temores; se ha liberado
gracias al conocimiento que ha obtenido acerca de los cielos. Para comenzar nuestro estudio del
desarrollo de este conocimiento, repasemos algunos de los fenómenos de los cielos que deben
haber sido bien conocidos por cualquier pastor primitivo, pero que ya no son tancomunes para la
mayoría de nosotros. Es difícil decir exactamente cuánto se sabía en tiempos tan remotos, pero
ciertas observaciones son tan evidentes que podemos suponer que las culturas primitivas tenían
conciencia de ellas.
A una persona de pie en medio de un campo abierto, la Tierra le parece una superficie
básicamente plana, limitada en sus lindes por el horizonte. Extendidos hacia arribadesde el
horizonte por todos lados, están los cielos, iluminados durante el día por el Sol, oscuros durante
la noche excepto por las estrellas y la Luna. Las estrellas están dispersas por el cielo en formas
que las mentes creativas han visto como toda clase de objetos y criaturas: la Osa Mayor, el
cazador Orión, el caballo volador Pegaso y un sinnúmero de otros.
El movimiento diurno
Una vez podemosdistinguir y seguir las estrellas individuales por virtud de su posición
en las constelaciones, podemos ver que las estrellas no están fijas en el cielo; parecen moverse
juntas y de forma muy simple. Una estrella, la Estrella Polar, sí parece estar inmóvil;∗ todas las


A lo largo de este capítulo, asumimos el punto de vista de un observador en el Hemisferio Norte, en algún punto
entre el Trópicode Cáncer y el Círculo Ártico

Cap. 2

3

demás parecen moverse alrededor de ella en arcos (secciones circulares) durante el transcurso de
la noche. (Vea la Ilustración 2-1). Es como si las estrellas estuvieran adheridas a una cúpula
celeste que gira sobre un eje inclinado que atraviesa la Estrella Polar, como se muestra en la
Ilustración 2-2. Noche tras noche, las estrellas aparecen más o menosen el mismo punto, más o
menos a la misma hora pero, durante toda la noche, cada noche, siguen su trayectoria circular.
Algunas estrellas cercanas a la Estrella Polar se mantienen visibles durante toda la noche; otras,
cercanas al horizonte sur, salen por el Este y se ponen por el Oeste durante el transcurso de la
noche, cuando la cúpula las alza brevemente sobre el horizonte.

Ilustración...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Cap2
  • Cap2
  • cap2
  • Cap2
  • CAP2
  • cap2
  • Cap2
  • CAP2

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS