4 Secretos de la riqueza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7106 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hoy vamos a estudiar los cuatro secretos de la verdadera riqueza. Saben ustedes que el Señor Jesucristo habló de muchos temas, pero no hubo un tema del cual habló Jesús mas que el asunto del dinero.

· Jesús habló del amor,

· Jesús habló de la iglesia,

· Jesús habló de muchas cosas, pero habló mas del dinero que de cualquier otro tema.

Porque Jesús sabía que eldinero es algo que puede causar nuestra perdición eterna o puede ser una bendición para nosotros y para la raza humana. En nuestro tema de hoy vamos a estudiar cuatro principios de cómo administrar los bienes materiales que Dios nos ha concedido. Va a ser un tema muy metódico, muy sencillo, muy organizado. Lo que vamos a hacer es tomar cada uno de estos cuatro principios y desmenuzarloscuidadosamente.

El primer principio que necesitamos recordar, cuando hablamos de la administración de lo que Dios nos ha concedido en términos de bienes materiales, es que Dios es el dueño de todas las cosas. Ahora, yo sé que nosotros tenemos la tendencia de decir, "¿cómo te gusta mi carro?", o "me compré mi casa" o "tengo mucho dinero, mío, en el banco". Pero técnicamente hablando, la Biblia enseña, quenada de lo que tenemos nos pertenece a nosotros. Todo lo que tenemos pertenece a Dios.

1. El primer principio es que Dios es el dueño de todas las cosas. Si reconocemos eso, nuestra vida será tanto mejor. Vamos a leer algunos versículos de la Biblia, que nos presentan este principio tan importante, que Dios es el dueño de todas las cosas. Vamos a Génesis, el capítulo 1 y el versículo 1. Nisiquiera tenemos que buscar ese versículo, el primero de la Biblia. Dice allí: "En el principio creó Dios los cielos y la tierra". Es decir, el Creador de todas las cosas, según dice la Biblia, fue Dios. Y como Dios es el Creador, él es el dueño absoluto de todo. Noten el Salmo 24, y el versículo 1, donde también se nos habla de Dios como el propietario de todas las cosas. Dice allí: "De Jehová es latierra y su plenitud;
El mundo, y los que en él habitan". Noten que dice que de Jehová es la tierra y su plenitud. La palabra plenitud significa todo lo que está en la tierra. La tierra es de Dios y todo lo que está en la tierra pertenece a Dios. Inclusive, los que habitan en el Planeta Tierra. Todos pertenecen a Dios. Noten el Salmo 95 y el versículo 5, dice hablando del mar, lo siguiente,"Suyo también el mar, pues él lo hizo", ¿Por qué razón es el mar de Dios? "Porque él lo hizo; Y sus manos formaron la tierra seca". Es decir, el mar y la tierra seca pertenecen a Dios, porque Dios hizo ambas cosas. Notemos también el Salmo 50, y los versículos 10-12. Dice allí lo siguiente, hablando Dios: "Porque mía es toda bestia del bosque,Y los millares de animales en los collados. Conozco a todaslas aves de los montes,Y todo lo que se mueve en los campos me pertenece. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; Porque mío es el mundo y su plenitud". Los cielos son de Dios. La tierra es de Dios. La plenitud de lo que está en la tierra es de Dios. Las bestias son de Dios. Las aves son de Dios. Ahora, ¿qué diríamos del oro y la plata? ¡Oh!, también son de Dios. Noten el libro de Hageo, elcapítulo 2 y el versículo 8. Aquí está hablando Dios y fijense lo que dice: "Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos". ¿De quién es el oro y la plata? El oro y la plata pertenecen a Dios. Ahora yo pregunto, ¿de quién es nuestro cuerpo? El cuerpo que tenemos nosotros, ¿a quién pertenece? La Biblia nos dice que nuestro cuerpo pertenece también a Dios. Noten 1 Corintios elcapítulo 6 y los versículos 19 y 20. Dice aquí el apóstol San Pablo: "¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios". Nuestro cuerpo y nuestro espíritu pertenecen a Dios. Fijense qué...
tracking img