48 Leyes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1451 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Preámbulo

El término Poder se ha convertido en una palabra fuertemente evocadora, muchas veces con connotaciones negativas. En Las 48 Leyes del Poder se presenta el lado oscuro del Poder, con un estilo claramente Maquiavélico.

Este libro audaz, artero, sagaz, inescrupuloso e instructivo, escrito por el estadounidense Robert Greene y diseñado por Joseph Elffers, presenta la síntesis de unaprofunda investigación de las filosofías de grandes pensadores de la talla de Maquiavelo, Sun-Tzu y Carl von Clausewitz en relación con las 48 leyes fundamentales que a lo largo de la historia de la humanidad han regulado y siguen regulando el incremento o la reducción del pode, demuestra con ello, como se ha manejado el poder los distintos gobernantes en las diferentes etapas históricas, cómo lohan conservado y cómo lo han perdido. La aplicación de estas leyes en todos los tiempos, y dependiendo de quién las aplique, han sido un éxito o un fracaso.

Leyes que se aplican tanto en el ámbito del trabajo, en las relaciones, en la calle o mirando el noticiario de la noche: a todo, a todos y para lograr cualquier tipo de propósito.

Desarrollo

La sensación de no tener poder sobre lagente y los eventos es algo que generalmente nos resulta insoportable —cuando nos sentimos desvalidos nos sentimos miserables. Nadie quiere menos poder; todo el mundo quiere más. Sin embargo, en el mundo actual, el parecer ávido y sediento de poder es peligroso, el ser evidente en tu lucha por el poder. Tenemos que parecer honestos y decentes. Por lo tanto, necesitamos ser sutiles —congeniales peroastutos, democráticos pero tortuosos.

Este juego de duplicidad constante se asemeja a la dinámica de poder que existía en el mundo de las antiguas cortes aristocráticas. A lo largo de la historia, siempre se formaba una corte alrededor de la persona que detentaba el poder —rey, reina, emperador, líder. Los cortesanos que llenaban esta corte estaban en una posición especialmente delicada:Tenían que servir a sus amos, pero si parecían adular, si se congraciaban de manera demasiado obvia, los otros cortesanos lo notarían y actuarían en su contra.

Luego, los intentos de ganarse el favor del amo tenían que ser sutiles. Y aún hasta los más hábiles cortesanos que eran capaces de tales sutilezas tenían que protegerse a sí mismos de sus compañeros, quienes en todo momento estaban intrigandopara hacerlos a un lado.

Mientras tanto, se suponía que la corte representaba el cúlmen del refinamiento y la civilización. La lucha abierta por el poder era vista con malos ojos; los cortesanos trabajarían silenciosamente y en secreto contra cualquiera entre ellos que usase la fuerza. Tal era el dilema de la corte: Mientras parecían ser el parangón de la elegancia, tenían que superar yaplastar a sus enemigos de la manera más sutil posible. El cortesano exitoso aprendía con el tiempo a hacer indirectos todos sus movimientos; si apuñalaba a alguien por la espalda, era con un guante de terciopelo en su mano y en su rostro la más dulce de las sonrisas. En lugar de utilzar la coherción o la traición descarada, el cortesano perfecto se abría paso por medio de la seducción, el encanto, elengaño, y la estrategia sutil, planeando siempre, con mucha anticipación, todos sus movimientos. La vida en la corte era un juego sin fin que requería vigilancia constante y pensamiento táctico. Era una guerra civilizada.

Hoy en día encaramos una paradoja peculiarmente similar a la del cortesano: Todo debe parecer civilizado, decente, democrático, y limpio. Pero si jugamos según esas reglas,muy estrictamente, si las tomamos muy al pie de la letra, seremos aplastados por quienes nos rodean, que no serán tan tontos. Como escribió el gran diplomático y cortesano Nicolás Maquiavelo, "Cualquier hombre que intente ser bueno todo el tiempo, entre la mayoría de quienes no lo son, está condenado a la ruina." La corte creía ser el cúlmen del refinamiento y la honestidad, pero debajo de su...
tracking img