9 Maneras de enseñar a un niño a odiar la lectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (906 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hace unos días encontré un artículo de Gianni Rodari, conocido autor de cuentos infantiles, que bajo este insólito título: “9 Maneras de enseñar a los niños a odiar la lectura”, atrajo mi atención,de ahí, que tras su lectura me lanzara al arriesgado ejercicio de comentaros algunas de las opiniones que presenta su escrito.

Este autor nos muestra como, sin darnos cuenta y a veces, con la mejorintención, ponemos en práctica estrategias, acciones o ejemplos a nuestros niños que lo único que hacen es desencadenar en ellos, no un gusto por la lectura sino, el deseo de perder de vista todo lorelacionado con los libros.

Quién no ha dicho alguna vez: ¡Apaga le tele y ponte a leer!...
Dice Rodari, que aunque no estemos muy de acuerdo, para los niños, la tele, los cómics, las consolas, losjuegos de ordenador… resultan divertidos, agradables e incluso útiles y añade…
“Psicológicamente, además, no me parece que negar una diversión, una ocupación placentera (o sentida como tal, que eslo mismo) sea el modo ideal de hacer que amen otra: será más bien la manera de lanzar sobre esta otra una sombra de fastidio y de castigo”.

Me parece de lo más lógica su afirmación: sustituir unadiversión, un juego o un entretenimiento, por otra cosa que el niño no entiende como un divertimento inmediato, ni siquiera como una satisfacción personal a corto plazo, es un grave error. A mientender, deberíamos de buscar el tiempo para compaginar ambas cosas, pero no tratar se sustituir la una por la otra.

Rodari también nos recuerda que a veces solemos decir a nuestros niños y jóvenes lomucho que leen los demás, lo que leíamos nosotros, o lo que hace años se leía.
“La memoria es una aduladora y embrollona de primera línea, paro es difícil darse cuenta de ello”.

Y yo añadiría:siempre se ha dicho que las comparaciones son odiosas, pero en este caso se pueden convertir, incluso, en un arma contra nosotros y sobre todo contra el fin que queremos conseguir: que nuestro muchachito...
tracking img