Aaaaa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 382 (95326 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Capítulo 1

Hampshire, Inglaterra
08/1852

Cualquiera que haya leído jamás una novela sabía que se suponía institutrices serian seres mansos y oprimidos. Se suponía también sean calladas, serviles y obedientes, no para mencionar deferente con el dueño de la casa. Leo, Lord Ramsay, se preguntó en exasperación por qué no había podido contratar una de esas mujeres. Encambio, la familia Hathaways había contratado a Catherine Marks, quien, en opinión oficial Leo, había echado una sombra poco halagadora sobre la toda la profesión.
No era que Leo había encontrado fallas en Marks. Ella había hecho un excelente trabajo de instruir a sus dos hermanas más jóvenes, Poppy y Beatrix, en los puntos más finos de etiqueta. Y había hecho un enorme esfuerzo en ello, ya queninguno de los Hathaways había esperado a mezclarse en los altos círculos de la sociedad británica. Tenían sido criados estrictamente en un entorno de clase media, en un pueblo al oeste de Londres. Su padre, Edward Hathaways, ha sido un estudioso de historia medieval, considerado un hombre de buena sangre, pero no un aristócrata. Sin embargo, después de una serie de eventos poco probables, Leo habíaheredado el título de lord Ramsay.
A pesar de que había estudiado para ser un arquitecto, ahora era un vizconde que administraba una finca y sus arrendatarios. Los Hathaways se había mudado a la finca Ramsay en Hampshire, donde habían luchado para adaptarse a las exigencias de su nueva vida. Uno de los mayores retos para las hermanas Hathaways fue el aprender la absurda multitud de normas ylas gracias se espera de jóvenes privilegiadas. Si no hubiera sido por Catherine Marks, las hermanas Hathaways habría arrasado Londres con toda la delicadeza de elefantes en estampida.
Marks había hecho maravillas para todos ellos, sobre todo Beatrix, que es sin duda la más excéntrica de las hermanas de una ya excéntrica familia. Aunque Beatrix era más feliz retozando por los prados y bosquescomo una criatura salvaje, Marks había logrado ingresar en la muchacha, e instruirla sobre la conducta se exigía en el salón de baile, con un método novedoso.
Ella había escrito una serie de poemas sobre etiqueta para las chicas. Unas joyas literarias como:
- Las jóvenes deben mostrar moderación
- Al hablar con un desconocido
- Flirteos, querellas o quejas
- Ponen en peligronuestra reputación.

Naturalmente, Leo no había sido capaz de resistir burlarse de las habilidades poéticas Marks, pero tuvo que admitir en privado que sus métodos daban resultado. Poppy y Beatrix había éxito navegado por la temporada de Londres... por fin.
Poppy se había casado recientemente un hotelero llamado Harry Rutledge. Ahora sólo quedaba Beatrix. Y Marks había asumido el papel deacompañante y compañera de la enérgica joven de diecinueve años de edad.
En opinión del resto de la Hathaways, Catherine Marks era prácticamente un miembro más de la familia.
Sin embargo, Leo por su parte, no podía soportar aquella mujer. Ella expresaba sus opiniones con total libertad y se había atrevido a darle órdenes a él. En las raras ocasiones cuando Leo trató de ser amable, ella loignoró o lo despreció. Cuando el intentaba declarar una opinión racional, apenas podía acabar una frase antes de Marks ya había enumerado todas las razones por las que estaba equivocado.
Ante el hecho inmutable de su desprecio, Leo no podía dejar de responder de la misma forma. Durante el año pasado que había tratado de convencerse de que no importaba si ella lo despreciaba. Había muchasmujeres en Londres que eran infinitamente más bellas y atractivas que Catherine Marks.
....Si ella no le fascinara tanto.
Tal vez fuera los secretos que tan celosamente custodiaba. Marks nunca le habló de su la infancia o su familia, o por qué se había tomado un trabajo con los Hathaways.
Sabía que ella había enseñado en una escuela de niñas por un corto tiempo, pero ella se negó a...
tracking img