Adsasd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (653 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como si eso fuera a ocurrir...
El cuero nunca fue su fuerte. De acuerdo, se veía de lujo y si, levantaba pasiones, erecciones y mojaba emm de to.
Pero, ¿eso a quien le importaba?
Si lo único quepodía sentir era el apretón de la tela contra su cuerpo, entonces no quería ser deseado.Sus piernas apenas podían sudar por el poco espacio casi inesistente que había entre la tela y su cuerpo.Seremovió un poco para acomodarse, era frustrante; solo podía caminar como lo haría un pato siendo penetrado.


—Changmin ¿Ya?


Yunho entró a la habitación sin llamar y Minie deseó que lo hubierahecho. "Sexy" leyó en sus ojos aunque no salio nada de su boca, se acercó a él lentamente.

—Cuero, ¿eh?

—Si, ellos no quisieron darme otra cosa.


"Ellos" era el staff, y ambos lo sabían. Asíque de repente se encontraban allí; solos y sin palabras. Con el cuero de por medio y una creciente desesperación en la entrepierna.


—¿Cabes por completo?


—Se podría decir que a duras penas.De pronto y Min no supo como, sus caderas se encontraron entre las grandes y calientes palmas de Yunho, vio a sus ojos confundido y solo pudo ver unas irises oscuras plasmadas de deseo.—¿Crees—susurró a su oreja—que puedes ya no caber en tan solo unos segundos?


Min se sonrojó, se sentía como una niñita a la que se le acerca un pedófilo, uno muy sexy. Bajó la mirada y trato de notartamudear.


"No se de que estas hablando"—iba a decir, pero antes de poder siquiera abrir los labios cayó debajo de Yunho sobre la cama. Para ser más precisos, Jung lo había empujado fuertementeprovocando que sus piernas se entrelazaran y su cuello quedara a merced.


"Voy a morir", no sabia la razón pero tenía miedo, miedo de ese enorme ser que parecía querer comérselo.¿Alguien más le teniaese miedo a su novio?


—Voy a mostrarte—Min pasó saliva—que esos pantalones no son de tu talla.


Y sintió unas suaves, lentas y hasta dulces caricias llegar al cierre del pantalón, sobre...
tracking img