Algo sobre...

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3158 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El NUEVO SONETO A ELENA

Cuando estés vieja, niña (Ronsard ya te lo dijo), 
te acordarás de aquellos versos que yo decía. 
Tendrás los senos tristes de amamantar tus hijos, 
los últimos retoños de tu vida vacía...

Yo estaré tan lejano que tus manos de cera 
ararán el recuerdo de mis ruinas desnudas. 
Comprenderás que puede, nevar en primavera 
y que en la primavera las nieves son máscrudas.

Yo estaré tan lejano que el amor y la pena
que antes vacié en tu vida como un ánfora plena
estarán condenados a morir en mis manos...

Y será tarde porque se fue mi adolescencia, 
tarde porque las flores una vez dan esencia 
y porque aunque me llames yo estaré tan lejano...
PabloNeruda
VÍRESE

Hoy que danza en mi cuerpo la pasiòn de Paolo 
y ebrio de un sueño alegre mi corazòn se agita:
hoy que sé la alegría de ser libre y ser solo 
como el pistilo de una margarita infinita:

oh mujer -carne y sueño-, ven a encantarme un poco, 
ven a vaciar tus copas de sol en mi camino: 
que en mi barco amarillo tiemblen tus senos locos 
y ebrios de juventud, que es el másbello vino.

Es bello porque nosotros lo bebemos 
en estos temblorosos vasos de nuestro ser
que nos niegan el goce para que lo gocemos. 
Bebamos. Nunca dejemos de beber.

Nunca, mujer, rayo de luz, pulpa blanca de poma, 
suavices la pisada que no te hará sufrir. 
Sembremos la llanura antes de arar la loma. 
Vivir será primero, después será morir.

Y después que en la ruta se apaguennuestras huellas 
y en el azul paremos nuestras blancas escalas 
-flechas de oro que atajan en vano las estrellas-, 
oh Francesca, hacia dònde te llevarán mis alas!
Pablo Neruda

Amor mío, mi amor, amor hallado...

Amor mío, mi amor, amor hallado
de pronto en la ostra de la muerte.Quiero comer contigo, estar, amar contigo,
quiero tocarte, verte.
Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo
los hilos de mi sangre acostumbrada,
lo dice este dolor y mis zapatos
y mi boca y mi almohada.
Te quiero, amor, amor absurdamente,
tontamente, perdido, iluminado,
soñando rosas e inventando estrellas
y diciéndote adiós yendo a tu lado.
Te quiero desde el poste de la esquina,
desde la alfombrade ese cuarto a solas,
en las sábanas tibias de tu cuerpo
donde se duerme  un agua de amapolas.
Cabellera del aire desvelado,
río de noche, platanar oscuro,
colmena ciega, amor desenterrado,
voy a seguir tus pasos hacia arriba,
de tus pies a tu muslo y tu costado.
Jaime Sabines

Allí había unaniña

En las hojas del plátano un pequeño
hombrecito dormía un sueño.
En un estanque, luz en agua.
Yo contaba un cuento.
Mi madre pasaba interminablemente
alrededor nuestro.
En el patio jugaba
con una rama un perro.
El sol -qué sol, qué lento
se tendía, se estaba quieto.
Nadie sabía qué hacíamos,
nadie, qué hacemos.
Estábamos hablando, moviéndonos,
yendo de un lado a otro,
lasarrieras, la araña, nosotros, el perro.
Todos estábamos en la casa
pero no sé porqué. Estábamos. Luego el silencio.
Ya dije quién contaba un cuento.
Eso fue alguna vez porque recuerdo
que fue cierto.
Jaime Sabines

AMADA, EL AURA DICE

Amada, el aura dice
tu pura veste blanca... 
No teverán mis ojos;
¡mi corazòn te aguarda!
El aura me ha traído
tu nombre en la mañana;
el eco de tus pasos
repite la montaña...
No te verán mis ojos;
¡mi corazòn te aguarda!
En las sombrías torres
repican las campanas...
No te verán mis ojos;
¡mi corazòn te aguarda!
Los golpes del martillo
dicen la negra caja;
y el sitio de la fosa,
los golpes de la azada...
No te verán mis ojos;...
tracking img