Algunos problemas relativos al clásico en colima.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7793 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

Algunos problemas relativos al Clásico en Colima. Ma. Angeles Olay Barrientos Centro INAH/Colima Fue en el transcurso de aquélla temporada de 1939 en la planicie costera de Colima, en la cercanía de Tecomán, cuando Isabel Kelly encontró, entre el escombro de una tumba de tiro saqueada, los fragmentos de una vasija que llamaron poderosamente su atención. Su color, forma y textura leconfirmaron su lejano origen, se trataba del ejemplar de una vajilla sumamente popular en la urbe teotihuacana: una típica vasija naranja delgado. Semejante descubrimiento la llenó de gozo pues por fin el azar le regalaba una evidencia constante y sonante de la antigüedad que atesoraban las evidencias arqueológicas de Colima. Recordemos que en ese entonces no existían los fechamientos absolutos y lasposibilidades de efectuar los relativos eran nulas toda vez que la ausencia de datos para casi todo el Occidente de Mesoamérica impedía cualquier tipo de correlación, por más temerarias que estas fueran. En buena medida estas eran las razones por la cual cualquier evidencia arqueológica del Occidente era designada como tarasca1. Pudo Kelly entonces tener la certeza de que los materiales asociados a losdepósitos mortuorios de las tumbas de tiro correspondían a un tiempo conocido por los arqueólogos como Teotihuacán III, correspondiente al 300-400 d.C. Dejando de lado la importancia que significó en su momento la posibilidad de fechar de manera relativa contextos culturales poco conocidos, la existencia de materiales teotihuacanos otorgó nuevos elementos a los convencidos de la existencia deimperios panmesoamericanos en el pasado. No obstante, el establecer que el Occidente era uno más de los territorios pertenecientes a la égida cultural de la gran urbe, debió tomarse con cautela. Las razones son variadas. En principio salta a la vista el hecho de que el Occidente era una entidad cultural un tanto diferente al resto de las subáreas mesoamericanas. Ignacio Bernal habría resumido esacaracterística a través de una frase lapidaria: Al no haber tenido la influencia civilizadora de los olmecas, el Occidente quedó permanentemente en una posición de retraso2. La “influencia civilizadora” a la que se refería Bernal derivaba del hecho de que esta cultura habría desarrollado una complejidad social cuyas expresiones materiales e influencias ideológicas marcaron de manera determinante a la1

En este sentido baste recordar las dificultades derivadas de esta costumbre en el caso del estudio de los materiales de la tradición Chupícuaro los cuales fueron englobados sistemáticamente como parte de las vajillas tarascas a pesar de ser hasta 10 o 12 siglos más antiguas. 2 Bernal, Ignacio, El Mundo Olmeca, Ed. Porrúa, México, 1968, p.192.

1

2

diversidad de culturas que lesucedieron. Buena parte de los rasgos mesoamericanos típicos fueron instrumentados por estos grupos establecidos en las planicies húmedas y tropicales del Golfo de México hacia el primer milenio antes de Cristo. Entre los mismos podemos mencionar la elaboración de estelas y altares y la colocación de ofrendas a sus pies, la escultura monumental y el tallado en jade, los atlantes, las cabezascolosales, los sarcófagos de piedra, los pisos de mosaico enterrados, los espejos cóncavos, las plataformas construidas sobre terrazas, los montículos de tierra, la elaboración de centros ceremoniales planificados, la construcción de edificios alineados astronómicamente y, desde luego, la idea de registrar fechas importantes en un calendario3. Ciertamente, los rasgos mencionados no son elementos que puedanser documentados para el Occidente en etapas tan tempranas4. A esta marcada ausencia de los rasgos olmecas típicos en el Occidente debemos sumar el hecho de que las diversas discusiones en torno a como abordar el fenómeno cultural mesoamericano devienen en una suerte de marginación de la región. Así, el esquema propuesto por Pedro Armillas 5 se basa en las dos grandes revoluciones señaladas por...
tracking img