Amor liquido bauman

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2686 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 8 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Zygmunt Bauman nació en Polonia en 1925. Es sociólogo, catedrático emérito de la Universidad de Leeds (Gran Bretaña), fue profesor en varias universidades del mundo y el primer pensador que desarrolló un diagnóstico social sobre el proceso que categóricamente definió en su libro La globalización y sus consecuencias humanas.
Bauman piensa y escribe bien y esto significa, entre otras cosas, nosolo ser un intelectual sensible a los sufrimientos de su época, sino un escritor cuidadoso de las palabras y un sociólogo oportuno: cada libro de Bauman es una cita para pensar la realidad que todos los días nos presentan las noticias periodísticas de manera tan irracional y difusa.
Desde años con cada libro publicado ha ido hilvanando su hipótesis sobre el mundo global. A La globalización y susconsecuencias humanas, le siguieron En busca de la política, Modernidad Líquida, Comunidad y, el que resumo a continuación, Amor Líquido, entre muchos otros.
Modernidad Líquida, editado por el Fondo de Cultura Económica, fue escrito en junio de 1999 y editado al español en el año 2003, con todo lo que ese lapso de tiempo implica para el tema desarrollado.
A continuación, transcribimos los párrafosseleccionados de su último libro

Amor Líquido,
Zygmunt Bauman
Fragmento del capítulo 2 “Fuera y dentro de la caja de herramientas de la socialidad”

La supuesta llave de la felicidad de todos, y el explícito propósito de los políticos, es el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI). Y el PBI es medido en función de la suma total de dinero gastado por la población.
Jonatan Rowe yJudith Silverstein escriben:
“Despojado del exitismo y la euforia, el crecimiento implica simplemente `gastar más dinero´. Y a dónde vaya a parar ese dinero y por qué no tiene la menor importancia”.
De hecho, la mayor parte del dinero que se gasta, y una parte aún mayor del crecimiento de ese gasto, termina financiando la lucha contra los equivalentes de la sociedad de consumo de las `dolenciasiatrogénicas¨, problemas causados por la exacerbación y luego aplacamiento de carencias y caprichos del pasado. La industria de alimentos de los Estados Unidos gasta alrededor de 21.000 millones de dólares anuales en sembrar y cultivar el deseo de productos más sofisticados, exóticos y supuestamente más sabrosos, mientras que la industria de las dietas y la pérdida de peso gana 32.000 millones dedólares al año, y la inversión en tratamientos médicos, en gran medida necesarios para luchar contra el flagelo de la obesidad, se duplicará a lo largo de la próxima década. Los habitantes de la ciudad de Los Ángeles gastan en promedio unos 800 millones al año en combustible, a la vez que los hospitales registran un ´récord de admisión de pacientes con problemas de asma, bronquitis y otros malesrespiratorios causados por la contaminación del aire, lo que hace que su ya astronómica facturación rompa nuevas marcas. Mientras consumir (y gastar) más que ayer pero (así se espera) menos que mañana siga siendo el camino soberano hacia la solución de todos los problemas sociales, y mientras el cielo sea el único límite para el poder magnético de las sucesivas atracciones consumistas, los cobradores dedeudas impagas, las compañías de seguros y los inadaptados carcelarios seguirán siendo los mayores contribuyentes al crecimiento del PBI. Es imposible medir con exactitud el enorme y creciente papel que juega en el crecimiento del PBI el estrés emanado de las preocupaciones que consumen nuestras vidas de modernos consumidores líquidos.
El método más aceptado para calcular el “producto bruto” ysu crecimiento, y en particular el guarismo fetiche que la política actual extrae de él, descansa sobre la presunción no verificada y rara vez explicada abiertamente, a pesar de las repetidas impugnaciones de la que es objeto. Según dicha presunción, la suma total de la felicidad humana aumenta a medida que mayor cantidad de dinero cambia de manos. En una sociedad de mercado, el dinero cambia de...
tracking img