Amor obediente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3443 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Libro Complementario
Centro Intl. Para el Estudio de la Escuela Sabática
WWW.PMMINISTRIES.COM

Amor obediente: Abraham y Sara
Lección 2

Para el 14 de Julio del 2007

La historia de Abraham y Sara sigue donde terminó la de Adán y Eva: la pérdida de la igualdad de la mujer. Corno resultado del pecado de Eva, Dios predijo que el hombre "señorearía" a su mujer (Gén. 3:16). Sara es ahoracorno la representante de este nuevo modelo: ella se somete a su esposo. El apóstol Pedro alaba a Sara por obedecer a Abraham y llamarlo "señor".l "Así se adornaban en tiempos antiguos las santas mujeres que esperaban en Dios, cada una sumisa a su esposo. Tal es el caso de Sara, que obedecía a Abraham y lo llamaba su señor. Ustedes son hijas de ella si hacen el bien y viven sin ningún temor" (1 Pedo3:5,6, NVI). La palabra hebrea para "esposo" es ba'al que literalmente significa "señor". Baal, el dios local, era considerado por los cananeos corno el señor de la tierra. En cambio, los israelitas debían reconocer a Yahweh corno el Señor de la tierra y el Señor de sus vidas. En el hogar, el esposo debía ser el señor. Pedro alaba a Sara por mostrar el camino. Pero Pedro también advirtió a losmaridos a no aprovecharse por ser el socio más fuerte, sino a tratar a sus esposas con respeto y consideración. Este principio dado por Pedro es para tener armonía en el hogar. Para mantener la paz, uno debía ser sumiso, mientras el otro debía ser considerado y respetuoso.

Además, no era que las esposas nunca recibían lo que deseaban. Pedro dice que la esposa ideal debía ganar a su marido no conpalabras sino por su conducta: la pureza y respeto en su vida. Pedro añade que la mujer de fe se hace hermosa ante Dios por su espíritu "apacible y afable" en vez de por la apariencia externa. Sara fue legendaria no solo por su belleza física sino por su belleza interior demostrada por su sumisión a su esposo. Pedro apoyó esto como un modelo para todas las esposas. Dejar el hogar con el esposoHebreos 11 alaba a Abraham por su gran fe, demostrada primero por abandonar su tierra natal y salir como Dios le había indicado, viviendo como nómada que buscaba la Ciudad de Dios. Hebreos 11 no alaba a Sara por su fe. No es el tipo de fe de Abraham la que la hizo irse con él, sino fue por su disposición de seguir a su esposo dondequiera que él fuera. Uno se puede imaginar la clase de conversaciónque podría haber seguido cuando Abraham dijo: "Sara, tenemos que salir de este lugar". Se podría perdonar a Sara si respondía: "¿Estás loco? ¿Por qué ahora? Estamos llegando a la edad de la jubilación y deberíamos estar pensando en descansar, no en mudamos." Ciertamente, cuanto mayores nos volvemos, menos dispuestos estamos a ajustamos a cambios. Dejar la seguridad de la familia y los amigos ycomenzar la vida de nuevo puede ser muy estresante a cualquier edad. La edad avanzada en la cultura oriental era el tiempo de pensar en volver al lugar de la familia de dondequiera uno hubiera salido para hacer su fortuna. Luego Sara podría haber preguntado: "Muy bien, ¿hacia dónde vamos?" Cuando Abraham respondiera: "No estoy seguro", Sara otra vez podría ser perdonada si dijera con incredulidad: "¡Túno sabes! ¿A dónde vamos si no sabemos a dónde vamos?" Y cuando Abraham dijera: "Dios nos mostrará el lugar", Sara podría fácilmente haber dicho: "¿Qué pasaría si no te gusta allí? ¿No sería bueno saber a dónde estamos yendo?" Decidir qué llevar y qué dejar atrás es tanto más fácil cuando uno sabe a dónde va. ¿Cuántas esposas estarían dispuestas a seguir a sus esposos al saber que aun ellos nosaben hacia dónde se dirigen? Una cosa parecía segura: Ellos dejaban atrás la vida de ciudad y se dirigían a la vida de campo. Abraham le pidió a Sara que abandonara la comodidad de la civilización: un hogar sólido, agua corriente, un baño privado, mercados para compras. Vivir en una carpa puede resultar atrayente para una vacación, pero ¿para vivir por el resto de la vida? Es fácil imaginarse que...
tracking img