Amparo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10459 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El escándalo Ortega­Narváez o la caducidad del “hombre nuevo”: volver a la controversia
Delphine lacombe*

cotidianamente no sólo mi quehacer en el campo profesional y político, sino mi vida personal [...] De alguna forma he venido compartiendo con ustedes mi proceso de reflexión y de tomas de decisiones respecto a hechos y situaciones de mi vida que, aunque individuales, desbordan el ámbitode la persona, atraviesan aspectos de principios, valores éticos que pueden lle­ gar a incidir en múltiples aspectos de la vida nacional. Este proceso a través del cual he transitado no ha sido ni corto, ni sencillo [...] Las decisiones son, al final, de nadie más que mías [...] Mañana martes inicia para mí una nueva etapa de mi vida [...] Por un lado, dejo de usar el apellido Ortega, el que no mepertenece y con el cual, por razones éticas, no me identifico. Desde los once años fui agredida sexualmente y de manera reiterada por muchos años, por quien, a pesar de su condición de padre de familia, abusó de su poder, sembró en mí (en aquel entonces una niña) miedos e incertidum­ bres y afectó emocionalmente el desarrollo de mi infancia y de mi adoles­ cencia. Superar los efectos de esaprolongada agresión, con el acoso, la ame­ naza, las presiones y el chantaje que la han acompañado, no ha sido fácil. Por otra parte, afirmo mi derecho a ser la dueña de mi propio futuro, como no lo he sido de mi propio pasado. Reinvidico mi derecho, como ciudadana, como mujer y como militante sandinista a proceder según los
* Este trabajo dio lugar a una primera publicación en francés en Problèmesd’Amérique latine, n°73, verano 2009, pp. 73­100. Agredezco a Gilles Bataillon por su lectura de la versión francesa y sus suge­ rencias y a Cecilia Medal Salaverry por sus revisiones de la versión castellana.

2 de marzo de 1998. Muy queridos amigos y amigas: “Lunes para quienes con su compañía, aprecio y solidaridad, escribo esta carta acompañan

81

Dossier

dictados de mi propiaconsciencia. [...] No pretendo con esto protago­ nismo alguno, pero en estos momentos difíciles [...] espero que la ética y el humanismo sean la guía de cada uno de nosotros. Esto nos permitirá reencontrarnos en la búsqueda de la verdad. Con el aprecio de siempre. Zoilamérica”.1 “¡Escándalo sexual! ¡Carta sacude al país!”. Aquel lunes 2 de marzo de 1998, la declaración de Zoilamérica Narváez provoca elefecto de un sismo. La carta es objeto de diversos comentarios. Algunos confirman su anti­ sandinismo, otros señalan un complot contra­revolucionario. Muchos descalifican la agresión y la palabra de Narváez: “Lo sabíamos, estaba enamorada del Comandante”. Otros por el contrario reconocen el coraje de la denunciante, reivindicando con ella el derecho a romper el tabú de la violencia sexual. DanielOrtega permanece silencioso a lo largo de una conferencia de prensa organizada en reacción a la carta. A su lado están sus otros hijos, también dos miembros de la Dirección Nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional (fsln). Su pareja Rosario Murillo, ma­ dre de Zoilamérica Narváez, toma la palabra: “¿Qué motivos puede tener un ser querido para pretender que se pierda el respeto a un hombreque se ha entregado al pueblo sin claudicaciones? ¿Qué motivos puede tener para intentar destruirlo como símbolo de valores y compromisos que ha ratifica­ do con intachable calidad moral cada día de su vida?”.2 Un periodista de la Prensa subraya la similitud del rostro de Ortega en esa ocasión, con el de su derrota electoral del 25 de febrero de 1990. Murillo implora el respeto a la vida privada ya la memoria revolucionaria mientras Zoilamérica reinvidica el ejercicio de sus derechos: la polémica había estallado. Conocer las implicaciones políticas, judiciales y sociales del escándalo resulta indispensable para la comprensión de uno de los acontecimientos más contundentes en la historia reciente de la política nicaragüense. La
1 Zoilamérica Narváez nació el 13 de noviembre de 1967 en...
tracking img