Amtropologia social y el estudio de las culturas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12395 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANTROPOLOGÍA APLICADA AL TRABAJO SOCIAL

TEMA 1- ANTROPOLOGÍA SOCIAL Y EL ESTUDIO DE LAS CULTURAS

INTRODUCCIÓN; ¿POR QUÉ ESTUDIAR ANTROPOLOGÍA?

La antropología en cuanto estudio de la alteridad (de los otros en sus contextos) nos hace cuestionarnos no sólo sus valores, estructuras, comportamientos…también nos hace cuestionarnos y analizar las propias categorías culturales que utilizamoshabitualmente…La propuesta, que no es nuestra sino la de una larga lista de antropólogos a lo largo de la historia, es ser capaces de acabar convirtiéndonos en etnólogos de nuestra propia sociedad. Tener la capacidad de “extrañamiento” suficiente como para “hacer de lo familiar algo extraño” convirtiéndonos “en otros para nosotros mismos”.
Esta idea aparece reflejada magistralmente en la metáforadel pez recogida por J. L. Peacock en “La lente antropológica”:
“El encuentro con el otro acentúa la conciencia de la propia identidad cultural. Este principio explica la insistencia de los antropólogos en la realización del trabajo de campo en un ámbito en principio ajeno, y explica su recurso a la comparación entre lo ajeno y lo familiar. El pez es el último en comprender el agua, y quizá lohaga contrastándola con la tierra. Para captar el poder y la realidad de la cultura, es necesario establecer algún contacto con el otro”
De esta cita ya podemos deducir algunos elementos iniciales de lo qué es la antropología: podemos decir en primer lugar que aunque supone un inicial interés por la alteridad y lo diverso puede estar motivada simplemente por un deseo de autoconocimiento (si bienno parece ser la causa sino más bien la consecuencia de la mayoría de los estudios antropológicos). Por otra parte se hace referencia en la cita al trabajo de campo y veremos como éste es el elemento metodológico más diferenciador de esta ciencia en una época de creciente interdisciplinariedad en la que resulta cada vez más difícil señalar las fronteras entre las diversas ciencias humanas y susmetodologías. En tercer lugar se repite un elemento señalado anteriormente: la comparación y el contraste como único medio posible del conocimiento cultural ajeno y propio. Y por último se marca el objeto específico de esta ciencia: la cultura.
Nos encontramos en un momento histórico en que el conocimiento del “alter” (otro) no es una opción sino una realidad cotidiana marcada por la globalizacióny sus consecuencias. En muchas ocasiones este contacto se nos muestra a través de los medios y de las prácticas sociales de una forma conflictiva y estereotipada. La antropología en cuanto CIENCIA (y en cuanto tal aplicada) tiene mucho que decir y hacer. El rigor y la intervención le alejan de los libros de viajes de la época romántica (si bien forman parte de su bagaje). El trabajador social, elhistoriador, el sociólogo…no pueden abstraerse hoy de los escenarios multiculturales que analizan.
Toda esta tarea antropológica lleva aparejada consigo una dificultad a veces insalvable y que de alguna forma implica a toda la persona: la superación del propio punto de vista. No obstante, una vez alcanzada, ejerce un “poder transformador” que facilita no sólo la comprensión del otro y de unomismo sino la puesta en práctica de políticas sociales y económicas acordes con las situaciones reales de los “agentes implicados”.
Peacock de nuevo nos ofrece una imagen para explicarnos la necesaria superación del particular punto de vista en favor de la perspectiva holista a la que más adelante haremos referencia:
“Se dice que un obrero ruso, al terminar su jornada, tenía la costumbre se salir dela fábrica empujando una carretilla. Cada tarde los guardas de la puerta inspeccionaban la carretilla y, al encontrarla vacía, dejaban salir al trabajador. Después de unos meses se descubrió que éste estaba robando carretillas.
El error de los guardas era inspeccionar el contenido y no el continente, fijarse estrictamente en las partes y no en el todo. El hecho de identificarnos con los...
tracking img