Analisis de "delirio" de laura restrepo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL DE FORMOSA
FACULTAD DE HUMANIDADES
PROFESORADO EN LETRAS

CATEDRA: Literatura Iberoamericana
PROFESOR: Humberto Hauff
ALUMNA: Adorno, Griselda Soledad

TRABAJO PRACTICO N° 3: “Delirio” de Laura Restrepo

“Delirio” es una novela atrapante, y sobre todo desafiante, pues despierta, desde el inicio, una curiosidad inusitada en el lector, quien debe ir encadenando loshilos entrecruzados que tejen la historia, y que constituyen las piezas dispersas de un rompecabezas. Para saber qué fue lo que sucedió con Agustina, y cuál es el motivo de su locura, será necesario terminar de leer la obra, ya que antes es muy difícil llegar a una conclusión acerca de su delirio.
En cuanto a la forma exterior de la novela podemos decir que pertenece al género narrativo, seencuentra dividido en 65 fragmentos, cada uno de los cuales va hilvanando una parte distinta de la historia que va desde el relato acerca del abuelo Portulinos, pasando por la infancia de Agustina, hasta su estado de delirio.
Por otro lado, en relación a la forma interior de la obra, encontramos los siguientes tipos de discurso:
* Aparece el diálogo pero, presentado de una manera particular,puesto que no se introduce a través de la convencional raya de diálogo que se utiliza usualmente, sino que Laura Restrepo modifica este estilo tradicional recurriendo a las mayúsculas cada vez que un personaje toma la palabra en una conversación, como así también para identificar la intervención del narrador, así lo ejemplifica el siguiente fragmento:
“¿Cómo cuando Aquiles, Tina?, le preguntael niño, medio repuesto ya del pánico, Sí, Bichi Bichito, como cuando Aquiles el Colérico, y él la interrumpe para contradecirla, Me gusta más cuando decimos Aquiles, el del bello color azafrán, De acuerdo, cuando a Aquiles, el del bello color azafrán, lo bañan en aguas del Éstige para hacerlo invulnerable, Me gusta más cuando decimos en aguas del Río Infernal, Es lo mismo, Bichito, quiere decir lomismo, lo que importa es no olvidar que como lo agarran del talón, ese punto le queda vulnerable y por ahí pueden herirlo, No Tina, no pueden porque después, de grande, Aquiles el Colérico vuelve al Río Infernal a sumergir el pie débil y de ahí en más anda blindado de cuerpo entero.” (Pág. 28)
* Por otro lado, la autora utiliza también la descripción como estrategia discursiva, la cualresulta importante para el desarrollo de la historia:
“Día tras día a partir del episodio oscuro, Aguilar se parquea un rato frente al hotel Wellington, suficiente distancia de la puerta principal para que los porteros no recelen la presencia de su camioneta destartalada, y observa por el espejo retrovisor el movimiento de gentes que entran y salen con o sin maletas, el revuelo de guardaespaldasalrededor de un personaje que se baja de un Mercedes blindado, el resquemor de los extranjeros que se le miden a la calle bogotana , las reverencias que a diestra y siniestra reparte un botones vestido de mariscal, el regateo de un vendedor ambulante de caramelos, los pasos rápidos de una mujer que atraviesa la calle, en fin, los gestos naturales, predecibles, de todos aquellos que pueden considerarsehabitantes del territorio de la razón…” (Pág. 69)
* Es también importante la presencia del discurso narrativo, que es el que empalma los diferentes relatos que constituyen en suma el total de la obra, un ejemplo de éste es el siguiente, en el que además es posible advertir la presencia del narrador en tercera y primera persona, según el orden en que aparecen:
“Claro que el Midas McAlisterno creyó ni mierda cuando la Araña le dijo que apostara con confianza porque el pájaro no lo tenía muerto del todo; si el Midas casó la apuesta pese a todo fue porque en el fondo no le importaba perder, o al menos eso le dice a Agustina, total el dinero que me tumbaran se los descontaría del billetal que a través de mí les enviaba Pablo Escobar y ellos ni cuenta se darían siquiera, qué cuenta se...
tracking img