Analisis de sermones de wesley xvi, xvii, y xl

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2516 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
INFORME DE LECTURA-

CURSO: Teología Arminiana Wesleyana

ESTUDIANTE: Octavio Galvis C

PROFESOR: Carlos Abejar

Programación online

FECHA: Octubre 15 al 03 de Diciembre del 2009-11-02

Bibliografía: Sermones de Juan Wesley. Tomo I y II
Sermones No 16; 17; 40 s/f. http://wesley.nnu.edu (link “español”) Edición electrónica.

Análisis de los sermones XVI, XVIII, y XL

ANALISIS DEL MENSAJEn°16 Tomo I:

Los medios de Gracia

“Por ‘medios de gracia’ yo entiendo señales exteriores,
Palabras, o acciones, ordenadas por Dios para ser
canales ordinarios por los cuales Él pueda transmitir a
las personas su gracia previniente, justificadora o
santificadora . . . Todos aquellos que deseen la gracia
de Dios deben esperar por ella en los medios que él ha
provisto”. Wesley Mens. 18
Estadescripción anterior define la idea más completa que abarca el deseo y propósito de este mensaje. El pensamiento de wesley estaba enmarcado en ser muy práctico y bíblico, y así comienza haciendo una descripción de lo que significan los medios de gracia como una obra continua en la vida del cristiano.
Los medios de gracia es la forma por la cual vivimos en la cual nos todo lo que Dios ha provisto paranosotros su amor y toda su gracia. En primer lugar uno de los medios que el recomienda es la oración. Wesley pronuncio en este mensaje: quien quiera recibir la gracia de Dios debe buscarla por medio de la oración. Dios a provisto no aislar al hombre de la esperanza de escucharlo, aun en contra de otras corrientes que definían la imposibilidad dehacerlo por su condición pecaminosa
En segundo lugar, otro pronunciamiento de los medios de gracia lo enuncia así: todos los que anhelen recibir la gracia de Dios deben esperarla escudriñando la Sagrada Escritura. Fundamentalmente el conocimiento de la voluntad de Dios, expresada en las escrituras es una motivación por si misma del propósito divino. Todo hombre encuentra en las escrituras la luzque le ilumine en el camino de la vida. El consideraba que allí el hombre encontraría el camino de la salvación y la guía para la vida eterna. Todo hombre de Dios debería escudriñar las escrituras, sin ella el hombre carecería de la única verdad que lo conduzca a la vida, Escudriñad las Escrituras era uno de sus motivaciones para dar a sus hermanos.
En tercer lugar, decía: todo aquel que desee unaumento de la gracia de Dios, deberá esperarlo participando de la Cena del Señor. El se preocupaba en hacer comprender a los que participaban en el acto de la cena, la importancia de lo que ello representaba, en si consideraba que ese acercamiento era una invitación del Señor mismo a recibir su gracia y compañerismo, que subsecuentemente los motivaría a tener una vida más unida a su amor.(Santificada).
La intención que manifiesta Wesley era que estos medios de gracia no lograban ningún tipo de Justificación, ya que por las obras no seriamos justificados, pero insinuaba que éramos beneficiados por la obediencia para nuestro crecimiento y transición a la restauración de su Imagen.
Wesley se pronuncio con vehemencia que la practica ordenada y continua de los medios de Gracia, nuncaexpiaría los pecados, eso solo se lograría por la Sangre de Cristo, que por consiguiente el participar de los medios era un indicativo de estar en su gracia. El nos advierte del cuidado de participar de los medios de gracia con todo la reverencia, sin ufanarnos de ello o sentirnos una clase aparte, si Dios no está con ellos, de nada sirven; son inútiles, recordando siempre que son medios de Dios parabeneficio del hombre y por consecuencia nos llenan de gozo y de humildad, al saber que nos hemos acercado al Señor.

La Iglesia de nuestro tiempo tiene un legado histórico que la caracteriza hasta el fin de los días, la palabra de Dios ha señalado cada paso y cada instante proféticamente para que la iglesia esté lista para el trascurrir de los tiempos, Habacuc 3: 2. Oh Jehová, he oído tu...
tracking img