Anatomia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (933 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LETRA H PIDIO LA PALABRA
El Congreso Anual de Vocales y Consonantes se desarrollaba con tranquilidad, cuando la H estiró una mano para pedir la palabra.
—Te escuchamos —le dijo la T, quepresidía el encuentro.
La H carraspeó y, sin timidez, expuso:
—¡Estoy harta de ser silenciosa! ¡Quiero sonar!
El alboroto alfabético que se armó fue tremendo. La T llamó al orden y pidió a la H que seexplicara mejor. —Y... sí. todas tienen sonido. Yo, nada. Chicas, aparezco en palabras tan importantes como “hijo”, “hogar” e incluso “hablar”, pero la gente ni me pronuncia y son pocos los que seacuerdan de mí y me utilizan al escribir. ¡Exijo mi derecho a sonar! Aunque sea parecido a otra letra. —¿Y yo, qué? Sueno a U o a V. Si estaré en treinta palabras es mucho. Y no me quejo —le dijo la W.—No sabés el dilema que es compartir un sonido con otras —dijo la Q mirando de reojo a la C y la K, que asentían con las cabezas. A mí me pasa lo mismo. Encima somos víctimas de los horrores deortografía —agregó la Z que compartía un triste destino con la S y la C. —¡Yo, en minúscula, tengo punto como la J y no me hago tanto drama! —agregó la I—. Aunque confieso que es injusto que la U a veces se déel lujo de tener dos y se las tira de ser otra letra. —Tenés dos patas y dos brazos. Yo no puedo decir lo mismo —le gritó la M que vivía renegando por su parecido con la N y la Ñ, que además teníasombrerito. La H seguía enojada. —No me importa. Necesito un sonido que me dé personalidad. Dependo del lápiz o el lapicero y eso no es vida. ¿A quién le gusta depender de otro? El resto del abecedariose miró. Algo de razón tenía. La T volvió a tomar el control.
—¿Qué sonido se te ocurre, querida?
—No sé, me gusta el de la F...
—Ah, no, yo no cedo nada —se disculpo la F que ya había batallado conla H por el derecho de la palabra “fierro”, entre otras.
—También me gusta el de la V.
—¿La alta o la baja?
—La de “vaca” —respondió la H.
—Te entendemos, pero ninguna puede cederte su...
tracking img