Antologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4010 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antología de cuentos

Integrantes:
Rafael Arturo Rodríguez Balboa
Luis Alberto Muñoz Perales
Alfonso Chávez Cárdenas
Alejandro Gámez

Maestra: Olimpia Padrón Sosa

Colegio Mante A.C.

3 de secundaria

Prologo
En esta antología podras leer distintos tipos de cuentos en lo que podras entretenerte, gracias a la historia que se desarrola en estos cuentos.
Se empieza con el tema deterror, para ofrecerle al lector unas historias en las que podrá meterse de lleno a los desenlaces y terminar con final inesperado.
Tambien, se encuentran cuentos en los que se basan en la imaginación y fantasia; pero el hecho de que sean de ese tipo, no significa que sean historias aburridas o sin sentido.
En el final de esta antología, le ofrecemos al lector, cuentos en los que contienen: drama,suspenso, agonia, entre otras. En fin, nos basamos en estos cuentos para ofrecer entretenimiento y sentimientos.

Mi tumba
Mi tumba es un lugar cambiante. En ocasiones la encuentro cálida, mullida; un refugio a prueba de toda inclemencia del exterior. Otras, las más de las veces, se convierte en un pozo frío, lúgubre, de oscuridad sin fondo, que roba el aliento. Dentro de este abismo, los ojosno sirven de nada, y los oídos sueñan voces azules. Una de ellas, la mía, intenta destacarse, servir de guía, pero confieso que resulta difícil poder distinguirla. Entre ecos, susurros, ensoñaciones y recuerdos que cruzan esta oscuridad, el tiempo se desgasta, y olvido, por momentos, cómo mi tumba se corroe en su fricción hostil con el mundo. ¿No es esta negritud interna un universo aparte? ¿Nonacen estrellas y mueren mundos? ¿No es un reflejo del cielo nocturno? Solo, siempre solo en medio del eterno infinito. Un infinito de uno, espacio para toda soledad y ninguna compañía. No puedo moverme pese a que nada me lo impide. En este espacio cerrado no hay distancias, ni metas; en su lugar flota una espera, que con todo y con nada se llena. Aquí encerrado construyo la realidad ¿Así viveDios? ¿Consigo en su locura? Enterrado en la tierra roja de mi cuerpo, mi voz es el rumor de un río subterráneo que fluye sin pausa. Sobre la misma sangre se hunden palabras extrañas. ¿Es esta la vida de un muerto? ¿El sueño de un vivo? Mi mente es la canción de mil estrellas en esta helada noche de ataúd. Cada idea, un fulgor estéril. Cada emoción, un lamento. Todo es frío, no hay consuelo.

Mirofuera de mi tumba, por los agujeros cortados que me sirven de ojos.

La veo en el espejo y pienso: ¿Dónde iré cuando los gusanos te devoren?

Afeito con cuidado las mejillas de mi tumba.

¿Sabías que los muertos andan?

Listo, una vez más, para vagar por el inmenso cementerio del mundo.

Observo, hablo y trato con muertos, que con sus ataúdes marchan.

El sueño de la existencia torna enpesadilla de sangre oscura.

Sí, ya no me cabe duda
Mi cuerpo es mi tumba.

Autor: Luis Bermer
Nacionalidad: España

Ruleta Rusa
Decidí comprar el revólver después de la primera vez que nos robaron, costó mucho menos que todo lo que se llevaron. Vaciaron la casa, los billetes los encontraron debajo del pato de barro negro. Después de tirar todo se fueron. Mi mujer siempre me decía quetener un arma en la casa era muy peligroso, que mejor lo reportara con la policía.
Terminé riendo mientras lo recordaba, aproveche el tiempo para poner el cañón dentro de mi boca. El metal era frío, pero no tanto como lo sería la bala, saqué el tambor y solo una bala quedaba dentro. Lo volví a meter y lo giré hasta perder la ubicación del proyectil.
Sólo esa bala había quedado allí después detantos años. La segunda vez que nos robaron ya lo tenía, tres sujetos con guantes del mercado y pasamontañas entraron en la casa, uno traía una 9mm., otro una bolsa y el tercero nada. Sabían a lo que iban, no nos dijeron nada, nos apuntaron a la cabeza y nos hicieron tirarnos al suelo de la cocina. El sujeto de la bolsa revisaba qué teníamos de valor, el de la pistola nos apuntaba y el otro veía si...
tracking img