Antropologia de la muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5878 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANTROPOLOGIA DE LA MUERTE

Hablar de la muerte, es hablar de la vida; introducirse en las profundidades cenagosas de las tumbas y ¡as tradiciones míticas y religiosas de las civilizaciones humanas milenarias, es tratar de descubrir los nexos ocultos, sutiles, que se han establecido siempre entre las actividades más vitales del hombre, como lo son el arte, las ciencias exactas, las filosofías,la ciencia exactas, las filosofías, la ciencia médica, las religiones y la política.

Todo movimiento, todo pensamiento, toda concepción humana, van acompañados de manera evidente o soterrada del sentimiento del morir, sensación casi exclusiva de la conciencia del homo sapiens.

La muerte somete a los reinos vegetal, animal y mineral, a los seres unicelulares y a los cuerpos celestesextragalácticos. pero el único que tiene plena conciencia de su muerte es la mente humana y para ello necesitó de la previa constitución sicológica del tiempo, porque sin tiempo no hay pasado ni futuro, sino un continuo YA, un permanente presente. Es el caso de los animales y los primeros homínidos que vivian y olvidaban casi simultáneamente, no poseían memoria de hechos viejos y por ello no podían sentir lapresencia del morir, que requería para manifestarse de una sucesión temporal de actos.

Como cualquier momento era el primer momento, no tuvieron relaciones estrechas con otros miembros de su clan o manada y cuando estos desaparecían no se percibía ese aniquilamiento, por carecer de la conciencia de su existir, eran inmortales a través de la ignorancia, eran infinito al faltar la memoria y laconcepción del tiempo.

El rito funerario, el hallazgo de la tumba, es el elemento objetivo que permite averiguar el instante en que el embrión de ser humano, abandonó su noche de penumbras salvajes y abrió la inteligencia al hecho de su fugacidad vivencial, condenándose a una nueva vida de incertidumbre ante el mañana.

De finales del paleolítico ya se detectaron tribus que construyeroncementerios rudimentarios, donde cráneos y falanges son las piezas que más abundan. Luego aparecen utensilios de látex, vasijas, vestidos, que implicaba que el primitivo había inventado un más allá; es este el segundo donde surge el vértigo de la vida, el miedo a no existir algún día, la ruptura con la naturaleza, pretendiendo vencerla con los nacientes instrumentos de la brujería, las pinturasrupestres, la adoración de Dioses naturales y exorcismos desesperados que buscaban erradicar del destino del hombre la pesadumbre, la enfermedad y la angustia de la finitud.

Claro que no es tan fácil asegurar la exclusividad perceptual del hombre, en relación con la detección de la mortalidad. A comienzos de la década del 60, los zoólogos curiosos, encontraron que los elefantes africanos y asiáticosrealizaban una especie de rito funerario ante sus muertos, con ramas secas y hojarasca cubren la cabeza y las patas del cadáver y luego inician una súbita carrera, acompañada de gemidos y jadeos. Continuar estudiando al elefante y su primaria actitud ante la muerte, es quizás la única manera objetiva de entender cual fue la evolución sicológica de los hombres de la época de las cavernas.

Unanálisis completo de la antropología de la muerte significaría recorrer Oriente y Occidente, detenernos en las culturas precolombinas, analizar el Bardo Thodol o Libro Tibetano de los Muertos o viajar a China a horadar los caminos recorrido por Confusio y Lao-Tse. Como el objetivo primordial de esta conferencia es que entendamos mejor nuestra actual posición sobre la muerte, me referiré solamente aaquellos pueblos que influyeron de manera indirecta y directa en la ideología tanatológica de Occidente. Por ello, comenzaré por Egipto, seguiré con Grecia y concluiré con el Occidente de la edad media, renacimiento y el contemporáneo.

Egipto: Amón y Osiris

Cinco mil años de misterios insondables han quedado retratados en las descomunales pirámides, semihundidas en las arenas del desierto;...
tracking img