Aprender a perder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1575 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Se produce un caos bastante fuerte y largo por la incapacidad de algunas personas porque no saben perder. En realidad, de manera inconsciente, nos metemos en un proceso mucho más doloroso que la pérdida misma con tal no sentir esa pérdida.

El duelo es una reacción a nuestra pérdida. Representa nuestra implícita sensación de inseguridad. Nuestros temores al abandono y sentimientos devulnerabilidad salen a la superficie, obligándonos a enfrentarlos. El mundo en el cual basamos nuestro sistema de creencias, metas, y nuestras vidas en general, súbitamente está fuera de control. Nos sentimos asustados y expuestos.

Duelo: una profunda e intensa angustia, causada por una dolorosa pérdida; una causa para tal sufrimiento; un percance, una desventura, una perturbación, un disgusto; unresultado desgraciado: desastre. (WEBSTER)

La mayoría de nosotros, no quiere sentir o lidiar con esas emociones “negativas”. Sin embargo, cuando sí nos permitimos experimentar estas emociones, generamos confianza y esperanza en nuestro interior. Lo peor que podemos hacer es negarlas, porque retrasamos nuestro crecimiento espiritual.

El duelo no es una enfermedad de la que nos tenemos querecuperar. Cada persona tiene su propia forma de sentir, por lo tanto, es iluso tratar de medir cuando y cuanto es suficiente para un duelo. Es importante recordar que hay formas saludables y constructivas para atravesar un proceso de duelo, así como también hay formas destructivas y enfermizas que pueden causar un sufrimiento mayor.

De manera inconsciente, cada vez que pasamos por una pérdida, perdemosun poco de esperanza en un futuro mejor. Nos sentimos frustrados, enojados tristes y confundidos. Lamentamos las cosas que no hicimos, las palabras que no dijimos, etc.

La pena del duelo, no es un proceso intelectual. Tenemos que aprender a entender nuestros sentimientos y lograr un acuerdo con la situación. El mayor miedo que sentimos como seres humanos, es el miedo a la muerte. Es la raíz detodos los miedos. Toda pérdida tiene una conexión con la muerte. Si perdimos un trabajo, por ejemplo, “se muere” el personaje que me cree de mi mismo: “empleado de esa fábrica”. Muere esa parte a la que estábamos acostumbrados.

Sentimos ese duelo por la pérdida de lo que pudo ser. Sentimos nuestra propia fragilidad como seres humanos porque no sabemos cuándo nos llegará nuestra hora. Y porquela muerte es atemorizante y desconocida, hacemos un duelo por nuestra propia mortalidad.

La primera reacción habitualmente es la conmoción o incredulidad: RESISTENCIA. Después empezamos a reconocer nuestra pérdida y empiezan sentimientos como tristeza, furia, soledad, culpa y desesperación. Intelectualizamos el dolor, “si no pienso en ello, ya pasará” Preferiríamos ocultar y negar la muerte ola pérdida en lugar de aceptarlas y aprender.

Hay que permitirnos la oportunidad de atravesar la barrera de la pena y reconstruir nuestra vida con un sentido de esperanza y renovación. La única forma de evitar la pena es evitar la vida y vivir sin amor. Cuando nos negamos a sentir, dejamos de sentir el amor, porque el amor no se puede pensar, sólo se puede sentir.

Hay que hacernosresponsables de nuestra propia vida. Dejar de creer que nuestra vida está mal por causa de los demás. No hay que olvidar esa frase de Eleanor Roosevelt que dice: “nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”. Cuando estamos empeñados en sentirnos víctimas, inevitablemente convertiremos en verdugo a todo ser que forme parte de nuestra realidad. Quitemos la máscara y démonos cuenta de que “elvaliente dura hasta que el cobarde quiere” Cuando quiero dejar de ser un cobarde/víctima, se acabarán entonces mis verdugos, las injusticias, etc.

Algo que puede ayudar mucho es decir adiós a la situación que ya no puede ser, o a nuestro ser querido. Tenemos que ser capaces de decir adiós a una variedad de situaciones que ya no son parte de nuestra vida diaria. Decir adiós nunca es fácil pero es...
tracking img