Arca de las semillas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1312 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El arca de semillas Noruega siembra dudas
El mundo ya cuenta con su particular arca de Noé vegetal, no animal. Es la Bóveda Global de Semillas, lista desde hace más de un mes para albergar cinco millones de muestras semilleras de todo el mundo y evitar su posible pérdida. Pero voces de la sociedad civil ya se preguntan si esto responde a la necesidad de los campesinos o a otros intereses.Joseba VIVANCO
Adolf Erik Nordenskiöld, quien ocupa un lugar en la historia de las exploraciones por ser el primero que logró, en 1879, bordear en un buque la costa norte de Europa y Rusia, intentó antes alcanzar el Polo Norte usando renos de tiro, pero fracasó cuando éstos escaparon. Lo hizo partiendo de Svalbard. Traducido como «orilla fría», es un archipiélago situado en el océano GlacialÁrtico, al norte del continente europeo, forma parte de Noruega y era el habitual punto de partida de aquellas heróicas expediciones árticas. Pero este enclave es noticia ahora por albergar la bautizada como Bóveda Global de Semillas, un proyecto internacional que pretende coleccionar los recursos fitogenéticos del planeta y ponerlos a salvo de su posible pérdida o destrucción. Una especie de refugioque puede albergar a casi cinco millones de muestras de semillas. Pero los aplausos iniciales han dejado paso a algunas dudas y no sólo porque pocos días ante de su apertura, el pasado 26 de febrero, el archipiélago vibrara con el mayor terremoto conocido en la historia de Noruega.
La Bóveda viene a poner colofón a un proyecto que nació hace tres décadas, cuando genetistas reunidos por la FAO(Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) comenzaron a discutir sobre la necesidad de un banco genético que protegiera a las semillas del control creciente por parte de las multinacionales. Un genetista ruso de nombre Vavilov había sido el primero en crear uno de estos almacenes, en San Petersburgo, hace más de un siglo. Aquella colección se salvó de la II Guerra Mundial,pero no de Stalin y sus purgas. Las semillas se perdieron, abandonadas y almacenadas en botellas de Pepsi o vodka.
No fue hasta los años setenta, en plena Revolución Verde, cuando los fitogenetistas observaron con preocupación la pérdida de biodiversidad, la erosión genética de los cultivos del planeta. La propia ONU corrió al rescate y, literalmente, fueron recolectadas cientos de miles demuestras hasta los años ochenta. El problema fue crear bancos donde almacenarlas. Bajas temperaturas y baja humedad son requisitos indispensables. Los bancos se habilitaron, pero con el paso del tiempo se encontraban con las puertas abiertas, encharcados o refrigerando más cervezas que semillas. Es más, en los ochenta, en el banco nacional canadiense, uno de los más importantes por su colección, sedepositaban cajas con semillas en los pasillos en mitad del ir y venir de los ratones.
Peor les fue a bancos como el que albergaba la colección de raíces y tubérculos de Camerún, donde la falta de energía durante un fin de semana acabó con ella; o a los frijoles de Perú y Guatemala, o los chiles y tomates de Colombia y Costa Rica, que se murieron en sus propios bancos; o la colección nacional deAfganistán, destruida en 1992 por la guerra; o la propia iraquí de Abu Ghraib, con igual final en la invasión de 2003. Tanto despropósito generalizado fue aprovechado por Monsanto, DuPont, Syngenta y otras multinacionales para adueñarse del mercado de semillas. Los gobiernos tuvieron que volver a apostar por los bancos genéticos públicos: a principios de los setenta había menos de diez; hoy, la FAOcalcula que son unos 1.500 repartidos por 150 países. Sin embargo, como revela la organización civil ETC Group en un reciente documento, sólo 400 de ellos tienen potencial de almacenamiento para largo plazo y apenas 35 cumplen con los estándares científicos.
De los científicos a los campesinos
En un encuentro internacional celebrado en Leipzig en 1996, los expertos asumieron que la mayoría de...
tracking img