Articulo "juan jose millas"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (354 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tampoco es extraño que el escritor nacido en Valencia eche mano de su infancia para nutrir sus historias. Lo hizo en El Mundo, novela con la que ganó el Premio Planeta y el Premio Nacional deNarrativa en España, en la que cuenta esa ruptura, ese desgarro, que admite lo llevó a convertirse en un escritor. Porque como tantas veces lo ha sentenciado, para él escribir consiste en rehaceraquello que se rompió. “En lo manifiesto hay algo muy evidente que se quebró y fue un viaje que tuve cuando tenía 6 años desde Valencia a Madrid, eso fue un corte porque Valencia es una ciudad en elMediterráneo, con su luz, la hermosura de un clima cálido y su mar, y mi familia se tuvo que trasladar a Madrid por una caída económica. Llegué a la Madrid de los años 50, una ciudad rota, gris yfría hasta el terror, muy inhóspita, y sobre todo era una ciudad que no tenía mar, yo no podía entender qué se había hecho el mar. Ese corte fue la metáfora de muchos otros cortes en mi vida”,cuenta el escritor como si resumiera en sus sentencias el espíritu de su novela.
Pero a Millás ya no le apetece tanto hablar de ese personaje que robó su vida para convertirse en literatura. Sucabeza, por lo pronto, parece estar concentrada exclusivamente en los hombrecillos de su última novela. Y es que aunque cuesta creerlo, Millás confiesa que no tiene ninguna relación con lo que ya haescrito, no tiene afecto por su obra, e incluso ha olvidado apartes que a veces lo sorprenden cuando los periodistas se los citan. “Es cierto, mantengo un afecto por mi obra hasta que la publicoincluso un par de meses después, pero una vez pasado ese tiempo pongo mis energías en otra cosa. Siempre mi afecto está puesto en mi obra en marcha”. Quizá soltar a sus personajes como huérfanosliterarios no sea más que una sabia estrategia para que este amante de las obsesiones y los delirios pueda lidiar más livianamente con los suyos.
Angélica Gallón Salazar | Elespectador.com
 
tracking img