Articulo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 165 (41005 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 26 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El autor
________________________________________
Prólogo
Hace muy pocos días tuve, por primera vez, la bendición de escuchar y ser testigo de una predicación realizada por el hermano Eliseo. Sus palabras estuvieron basadas en el registro bíblico sobre la muerte de Lázaro. La síntesis perfecta de lo recibido allí se encuentra en la expresión: "Los amigos (de Jesús) también tienen que morir".Expresión idéntica al título de esta obra.
Mientras escuchaba al hermano Eliseo, me fui dando cuenta de que el mensaje compartido no era una simple predicación, sino un llamado de Dios a sus hijos en esta generación. Dos días después, le pedí al hermano que volviera a compartir esta palabra con alrededor de veinte pastores que sirven en la ciudad de Santiago. El testimonio de los pastores, queoyeron allí dicha palabra por primera vez, fue una confirmación de que es la llamada urgente de Dios para aquellos que se consideran sus amigos.

"Los amigos también tienen que morir" es el llamado que Dios hace hoy a todos aquellos que, como Lázaro, son considerados por Jesús sus amigos. Los amigos componen el círculo más íntimo de Jesús. Dicha cercanía les faculta para que no sólo crean en él,sino que también padezcan (y mueran) con él.
"Los amigos también tienen que morir" es el llamado de Dios a participar de la muerte de Cristo. Él murió para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos. Ahora, es necesario que también sus amigos mueran. Pero, la muerte de los amigos de Jesús solo puede ser posible por medio de la misma muerte de él y por obra de él.
"Los amigostambién tienen que morir" para ver hoy concretado, finalmente, el propósito de Dios por el cual Cristo murió: congregar en uno a los hijos de Dios que están dispersos. Lo que hasta el día de hoy sigue impidiendo que esto sea una realidad visible y concreta, es la resistencia que aún mantienen los amigos de Jesús a olvidarse de sí mismos, a renunciar a sus propios intereses y a "sufrir" la diversidad delcuerpo de Cristo. En otras palabras, a morir.
Por esta razón, es un gozo grande saber que esta palabra podrá llegar ahora a muchos más, para que, al ser obedecida, Dios pueda procurarse una generación de vencedores, que vengan a ser, también, la última generación.
Hno. Rubén Chacón V.
Julio, 2001, Santiago, Chile.
________________________________________

Presentación
¿Cuál es el querer deDios para este tiempo? ¿Cuánto espera Dios de la presente generación de creyentes (que puede ser la última)? ¿Cómo consumará él su propósito eterno? ¿Con qué hombres? Más bien, ¿con qué clase de hombres?
Esta serie de mensajes basados en el evangelio de Juan, nos permite reseñar algunas etapas por las que pasa un cristiano que es atraído para seguir a Cristo.
Desde aquel primer encuentro cuandoel creyente le pregunta al Señor: "¿Dónde moras?" (cap.1), hasta el debilitamiento definitivo de su ego (cap. 21), el Señor va aplicando golpes sucesivos (y maestros) a las fortalezas de su alma, a fin de producir en él -y a través de él- una obra verdaderamente espiritual.
Es el itinerario de la vida hacia la muerte; pero es también el paso de la muerte hacia una vida superior. Es lacomprobación de que más allá de la cruz, hay una mañana gloriosa de resurrección. Más allá del grano de trigo que cae en tierra para morir, hay muchas espigas repletas de granos nuevos, plenos de la vida de Dios.
El evangelio de Juan no sólo se escribió para que creyésemos que Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente (20:31). Siendo ese el principal testimonio dado por Juan, las hermosas y profundaspáginas de este evangelio admiten además otras lecturas. Cada uno de sus episodios, cada uno de los dichos del Señor, cada uno de los encuentros y desencuentros de los personajes que palpitan en ellas, están perfectamente ordenados por la sabia mano que las inspiró, para mostrarnos la gloriosa senda hacia la muerte y la fructificación.
¿Quién de los hijos de Dios, que ha visto su amor y ha sido...
tracking img