Ataque a pearl harbor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (840 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 2 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
 A las seis de la mañana del 7 de diciembre de 1941 la cubierta del más poderoso portaaviones japonés, el Akagi, vibraba bajo el rugido de los motores de aviación El vicealmirante Nagumo, queenarbolaba en el Akagi su pabellón de jefe de la escuadra japonesa, podía seguir desde su puesto de mando la actividad sobre cubierta, mientras que una claridad lechosa anunciaba la proximidad del día.Aquellos cazas no atacarían los aeropuertos y bases aeronavales de Hawai, sino que limitarían su acción a proteger la escuadra japonesa. Nagumo no podía abandonar la preocupación que le producían tresportaaviones norteamericanos - Lexington, Enterprise y Saratoga- fuera de la base de Pearl Harbor. De cualquier forma, Nagumo trató de rechazar presagios pesimistas. El objetivo era importante, vital:cerca de un centenar de unidades navales se hallaban en la isla, siete acorazados -las presas codiciadas- estaban entre ellas -y, además, unos doscientos cincuenta aviones, cómodamente posados en cuatroaeropuertos. Nadie, nunca, tuvo bajo sus alas semejante botín. Los servicios del espionaje japonés no habían detectado alarma alguna en la gran base. Todo estaba tranquilo, dormido en aquellamadrugada de domingo. La primera oleada de sus aviones, 1s83 aparatos, ya estaba en el aire. El silencio volvió a reinar en el mar. La flota de Nagumo siguió aproximándose a la isla de Oahu, capital de lasHawai, mientras en los hangares y sobre las cubiertas se disponía una segunda oleada de aviones. Nagumo consultaba su reloj. Ninguna noticia de los aviones. La segunda oleada debía saltar al aire. Elcapitán de fragata Fuchida, jefe de una de las alas del ataque, gritaba jubiloso: "¡Sorpresa lograda!". A las 7:58, los escuchas japoneses captaban la alarma en inglés: "¡Ataque aéreo sobre PearlHarbor. Era la voz del contra-almirante Patrick Bellinger.Sobre el aeropuerto de Wheeler, en el interior de la isla, picaban los cazas y los bombarderos en vertical, despedazando los aparatos situados...
tracking img