Atimia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (949 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ATIMIA
En tiempos del Bicentenario, los sentimientos de frustración y de esperanza son indisociables. Cualquier análisis histórico, más o menos objetivo, podría alegar que en el último siglo, entre1910 y el presente, al paso de crisis recurrentes, se esparció por la Argentina una secuencia de privaciones distinta de lo que tantos protagonistas y observadores del pasado esperaban. Este libroabreva en esas preocupaciones pero no pretende formular con ellas un nuevo argumento decadentista ni tampoco machacar sobre la tan remanida (y polémica) excepcionalidad argentina. De todos modos, másallá de estas precauciones, hay una pregunta que suelo planear en torno a las disquisiciones actuales. ¿Dónde han quedado en este 2010 los indicios que mostraban el perfil de una sociedad próspera yascendente?.
Atimia o pérdida de estatus llamó la sociología, tras las huellas de Platón, a esos descensos relativos de los individuos, sociedades y naciones. En el país del Bicentenario, la atimia aludea la falta de continuidad y a los bruscos sacudones, con su secuela de inestabilidades, retrocesos, arbitrariedades y dictaduras que culminaron, hace aproximadamente cuarenta años, en una tragediaanclada en el terror recíproco. Superado parcialmente aquel trance (jamás estas heridas pueden cerrarse del todo) gracias a la instauración de la democracia en 1983, nuestra actualidad histórica sigue noobstante oscilando entre los picos de la euforia y las mesetas del desencanto.

Estos sentimientos no avanzan y retroceden en una suerte de vacío histórico, como si la Argentina pudiera darse ellujo de armar un porvenir sin asidero en el pasado. En realidad, el decurso de dos siglos de vida independiente nos muestra que la trama de las acciones humanas está inmersa en un conflicto derivado dejustificar simultáneamente la legitimidad de la autoridad y la obediencia. Nuestras respuestas contingentes luego de la Independencia (algunas catastróficas, otras más razonables) interpelan pues...
tracking img