Autoritarismo en peru

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1910 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Perú: Autoritarismo y estabilidad

De niño pensaba que la presidencia era un cargo vitalicio. Habiendo nacido en el año 1991, durante mi cortísima existencia había oído de un solo presidente peruano, Alberto Fujimori, quien verdaderamente, quien verdaderamente buscó alargar su estadía en la Casa de Pizarro mediante un régimen autoritario. Y es que los autoritarismos han sido unaconstante en la historia peruana republicana. Por citar algunos ejemplos tenemos a Leguía, a Velasco o al mismo Fujimori, los cuales anhelaban perpetuarse en el poder mediante la violación a los derechos humanos. Sin embargo, todos estos datos me han llevado a observar que el Perú hasta ahora ha necesitado de autoritarismos para tener estabilidad política. A continuación, fundamentaré mi posturatratando de enfocar dos temas: la forma de consecución de estabilidad de estos regímenes y como los gobiernos democráticos no han contribuido a hacer de nuestro país un Estado estable.

En primer lugar, definamos estabilidad política. Dice Facundo González Bárcenas:

“Podemos definir la estabilidad política como la capacidad de los sistemas políticos para mantener una baja generación deconflictos y de resolverlos exitosamente, ya sean producidos por el propio sistema o derivados de su entorno, de manera que logra la continuidad de sus funciones básicas y proporciona certidumbre a los actores políticos.” (2000: 214)

Partiendo de esta afirmación, una “baja generación de conflictos” puede tener diversas causas. O el gobierno sabe aplicar medidas políticas, sociales y económicasque satisfagan las necesidades de la población, o se vale de la fuerza para evitar que se den estos conflictos. Un gobierno autoritario suele emplear la segunda opción. Es más, en el Perú casi ningún gobierno democrático ha podido verse libre de alguna que otra problemática de forma pacífica o anteponiéndose a ella. Solo como muestra podemos citar los acontecimientos que recientemente se hansuscitado en Bagua, los cuales han atentado con la estabilidad y amenazan con ser causante de la salida del Primer Ministro Yehude Simon.

Asimismo, un gobierno autoritario se caracteriza por violar la independencia entre poderes, dándole prioridad al Ejecutivo, volviendo tal vez a la figura de un absolutismo. Tal es el caso del mandato de Alberto Fujimori. Él se hallaba, junto a la cúpulamilitar y su asesor Vladimiro Montesinos, a la cabeza. Durante el golpe de 1992, disolvió el Congreso. Luego se valdría de dinero para ganar gente en el Poder Legislativo, los llamados “transfuguismos”, teniendo mayoría en las votaciones. También se valía de sobornos y extorsiones lo cual fue demostrado en los videos que grabó Montesinos, entonces jefe del Sistema Nacional de Inteligencia, cuyodescubrimiento a la postre marcaría el final del régimen. Pasó igual con el Poder Judicial, con cuantiosos casos de jueces vendidos a favor del gobierno. Incluso el órgano electoral, la Oficina Nacional de Procesos Electorales y el Jurado Nacional de Elecciones, fueron controlados, dándose fraudes electorales como el sonado “Huanucazo” o como en la primera vuelta de las elecciones presidenciales delaño 2000. Con todo el poder a cuestas, no hay nada que impida a la élite autoritaria ejecutar las acciones que sean necesarias para traer de vuelta el orden social. Y como el pueblo también lo buscaba, dejó que se cometan tales injusticias.

Por un lado, tenemos que un autoritarismo usualmente se impone a un régimen que llevaba mal su política de gobierno. Por ejemplo, durante el mandato deJosé Luis Bustamante y Rivero (1945-1948) se produjo un despilfarro de dinero cuando la economía mundial se vio afectada como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Lo recomendable en ese tiempo era aplicar medidas de austeridad y el no hacerlo causó problemas tales como una alta inflación y la devaluación de la moneda. Ante esta situación, el general Manuel A. Odría se levantó en armas y...
tracking img