Bachilller

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6709 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MENTALIDAD COLONIAL

Rafael Tomás Caldera

Globalización, identidad y la mentalidad colonial

1. Acaso nada resulte tan paradójico en esta época de economía mundial y discurso globalizante, época de la red, como hablar de la identidad de una nación. Sin embargo, es condición de supervivencia. Por ello, sin acritud pero de la manera más franca posible, parece necesarioconsiderar lo que podríamos llamar mentalidad colonial, problema que afecta gravemente la vida del país en sus personas y en sus instituciones.
A este respecto, quisiera plantear primero unas ideas de base, para hacer enseguida una breve exposición acerca de qué significa y ver luego sus repercusiones, de manera particular en la educación.
Desde el comienzo, nos encontramos en larealidad como en un conjunto, una totalidad. No solemos pensarlo a diario, pero nadie está solo ni aislado en el universo. En algunos momentos singulares de la vida uno puede sentirse solo, por algún problema afectivo; pero ello no corresponde a la experiencia del ser humano desde el inicio de su existencia, cuando no sólo se encuentra con otros hombres sino que se descubre en un conjunto de seres, esoque llamamos justamente el universo. La realidad toda es un conjunto y dentro de ella nosotros somos uno más.
Esto significa para el hombre, también desde el comienzo, una cosa muy suya: que no estamos simplemente puestos allí en la realidad, en la totalidad de lo que es, sino que debemos (o podemos) estar en ese conjunto de una forma positiva, integrada; pero podemos estar de formanegativa. Digámoslo así: podemos sentir que pertenecemos al conjunto o, por el contrario, sentirnos extraños, alienados o separados. Más que afectar al resto, ese sentimiento nos afecta en primer término a nosotros mismos. Es una suerte de substrato de nuestra existencia —si nos sentimos bien o mal en el mundo—, que se traduce de inmediato en sentir como nuestro y bueno el ambiente que nos rodea o ensentirlo como ajeno y malo. De hecho, es propio del mal —cuando se hace presente en nuestra vida— separarnos del conjunto. Se podría decir que nos coloca en un rincón, a padecer allí. Si no encontramos manera de conjurar su fuerza, de cambiarle el signo, nuestra existencia parece vana. Con razón se ha dicho que el problema del sentido de la historia es precisamente el problema del mal. El bien nonecesita ser explicado; trae consigo su propia justificación. Basta que encontremos algo bueno para que digamos, como por instinto, que eso es lo nuestro, que queremos quedarnos allí, que ese es nuestro lugar en el mundo. E1 bien es otro nombre del ser, de la plenitud del ser, con lo cual está en la lógica de la creación. El mal no. Sentirnos perteneciendo a la realidad es entonces sentir que dealguna manera aquello es propio nuestro; que nuestra relación con el conjunto está bien, que nos hallamos bien puestos en la realidad.
Pero hay una mediación inicial. No estamos ante el universo entero sino, en primer término, ante lo que podríamos llamar un lugar acotado, como la casa y la ciudad. A través de ellos nos referimos al todo. Nuestra comunicación inmediata es con la familia, en elhogar; y con los conciudadanos en aquella ciudad y país a los que pertenecemos. Esas mediaciones cobran por ello mucha importancia para nuestra posición en el conjunto como integrados y pertenecientes; o alienados, excluidos, separados. Lo cual quiere decir algo que conocemos bien: que si una persona no tiene hogar desde el comienzo, es muy difícil que se reconcilie luego con la vida y con el restode la gente. Debería haber sido bien recibido; debería haber encontrado quienes le dijeran con su actitud que él era algo en si mismo bueno; un lugar donde pudiera sentirse reconocido y como necesitado. En cambio, no tuvo nada de eso. Carece así de la primera referencia; le faltó la puerta de entrada y como el primer alvéolo dentro del cual debía de haber experimentado la realidad del mundo...
tracking img