Batallas en el desierto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (574 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sin duda alguna “Las Batallas en el Desierto”, es una obra extraordinaria escrita por el ilustre literato mexicano José Emilio Pacheco, quien supo plasmar en sesenta páginas la vida de losmexiquenses en los años cincuenta. Me enamoré de la novela desde la primera página del libro, ya que Pacheco supo desarrollar una historia, donde se engloba al gobierno, la economía y la situación social deMéxico en aquellos tiempos. Debo reconocer que al adquirirlo me rondaba la incertidumbre: ¿quién era la misteriosa mujer sentada en el pandero con una franja negra que le cubría los ojos? Cuál sería misorpresa, que al terminar el libro descifré la identidad oculta. También, me contagié de ternura al conocer los sentimientos de Carlitos, quien es protagonista de la novela y me quedé con la intriga desaber ¿cómo eran esas batallas en el recreo entre árabes y judíos?. La respuesta, solo la imaginación nos la puede brindar.

Para Carlitos el amor no tiene edad ni condición, ya que éste se puedeaparecer a la vuelta de la esquina o en los momentos en que uno menos se imagina, por ejemplo, en la casa de tu mejor amigo (qué ironía).

La novela se desarrolla en las calles de la colonia Roma delDistrito Federal, donde vivían las famosas familias “mediopelo”, en la época de Alemán en la presidencia, donde los niños pasaban verdaderas batallas en el recreo y los cambios socio-económicosafectan a la mayoría de los mexicanos, como la introducción del idioma inglés, de los aparatos electrodomésticos y demás influencias extranjeras. Carlitos, era un niño promedio, que asistía a la escuelacerca de la colonia. Conoce a Jim, un niño que vivía en un departamento solo con su madre, quien tenía además un padrastro que se dedica a la política. Frecuentemente Jim invitaba Carlos a su casa acomer. Fue ahí donde nuestro protagonista conoce al amor de su vida, la mamá de Jim: ¡Oh Mariana, Mariana!. Carlos queda impresionado con la singular belleza y juventud de la madre de su amigo. Fue...
tracking img