Berni

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2472 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo practico N° 2: La República imposible



Introduccion
A lo largo de este trabajo práctico iremos recorriendo obras de artistas que marcaron tendencia e impulsaron ideas de la crisis del 1930. Distintos serán sus modos, pero el mensaje que intentaran el aclarar puede ser similar en algunos aspectos. Con respecto a lo que se vivía en esos años, socialmente había mucho descontentoentre las clases bajas. Y se percibía poco ambiente de cambio, pese a ello siguieron reclamando y luchando

Actividad: Relacionar fuente con imagen.

Letras de Enrique Discépolo:
Yira, yira
Cuando la suerte que es grela
fallando y fallando
te largue parar
cuando te viene la vida
sin rumbo y desesperao
cuando no tengas ni fe
ni yerba de ayer
secándose al sol
cuando rajés los tamangosbuscando ese mango
que haga morfar
la indiferencia del mundo
que es sordo y es mudo
recién sentirás.

Verás que todo es mentira
verás que nada es amor
que al mundo nada le importa
yira, yira
y aunque te quiebre la vida
y aunque te muerda un dolor
no esperes nunca una ayuda
ni una mano, ni un favor.

Cuando estén secas las pilas
de todos los timbres que vos apretás
buscando un pechofraterno
para morir abrazao
cuando te dejen tirao
después de cinchar
lo mismo que a mí
cuando manyes que a tu lado
se prueban las ropas que vas a dejar
te acordarás de ese otario
que un día cansado
se puso a ladrar.
“Tres esperanzas”
No doy un paso más,
alma otaria que hay en mí,
me siento destrozao,
¡murámonos aquí!
Pa' qué seguir así,
padeciendo a lo fakir,
si el mundo sigueigual...
si el sol vuelve a salir...
La gente me ha engañao
desde el día en que nací.
Los hombres se han burlao,
la vieja la perdí...
No ves que estoy en yanta,
y bandeao por ser un gil...
Cachá el bufoso...
y chau... ¡vamo a dormir!

Tres esperanzas
tuve en mi vida,
dos eran blancas
y una punzó...
Una mi madre,
vieja y vencida,
otra la gente,
y otra un amor.

Tres esperanzas
tuveen mi vida
dos me engañaron,
y una murió...

No tengo ni rencor,
ni veneno, ni maldad
Son ganas de olvidar,
¡terror al porvenir!
Me he vuelto pa' mirar
y el pasao me ha hecho reír...
¡Las cosas que he soñao,
me cache en dié, qué gil!
Plantate aquí nomás,
alma otaria que hay en mí.
Con tres pa' qué pedir,
más vale no jugar...
Si a un paso del adiós
no hay un beso para mí
cachá elbufoso...
y chau...¡vamo a dormir!
“Cambalache”
Que el mundo fue y será
una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis
y en el dos mil, también.
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés.
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en elmismo lodo
todos manoseados.
Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador...
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los ignorantes nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey deBastos,
caradura o polizón.
¡Qué falta de respeto,
qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón...
Mezclao con Stravisky
va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera
irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
junto a uncalefón.
Siglo veinte, cambalache
problemático y febril...
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil.
¡Dale, nomás...!
¡Dale, que va...!
¡Que allá en el Horno
nos vamo’a encontrar...!
No pienses más; sentate a un lao,
que ha nadie importa si naciste honrao...
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata,...
tracking img