Biblia satanica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2043 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS JÓVENES Y EL PLACER POR LA LECTURA
Juan Samaniego F.

¨… Yo recuerdo a algunos profesores decisivos. Hermann Buse de la Guerra, por ejemplo, hacía de la geografía una aventura. Con el bohemio profe de filosofía aprendimos algo que era lo más parecido a un método para pensar. Silva se apellidaba y andaba ojeroso como si hubiese empalmado con una noche de adormidera y vainas. Con RubénLingán leímos en voz alta La ciudad y los perros, que acababa de salir.... Santillán Arista nos hizo casi divertida la gramática y convirtió en un asunto de honor el buen uso del modo subjuntivo. …. Nunca terminaré de agradecerles lo mucho que me confirmaron la férrea idea que me zumbaba en la oreja desde niño: saber más es un placer que sólo a los humanos nos está reservado; la curiosidad es la madrede todas las batallas de la mente; la lectura es magia: te dan clases los que más saben, conversas con los muertos más ilustres, viajas sin salir de casa, te enamoras de mujeres construidas con párrafos, te enfureces a solas como un loco”. Gobernar es educar César Hildebrandt Diario La Primera, Lima, 10 – 07 -07

Es seguro que buena parte de los jóvenes que leen habitualmente literatura, lohacen por placer. Por algún tipo de placer que la lectura les despierta y convoca. Mientras se adentran en un texto literario, los jóvenes suelen encontrar en la intriga, la trama, el lenguaje o los personajes, algún tipo de interés que, si el texto lo ayuda, se convierte en una experiencia de placer que suele devenir en pasión. Por la misma razón, el abandono de un texto es, de alguna manera, elresultado de un desencuentro con el placer. Los jóvenes que se enganchan con la trama de una historia, lo hacen consigo mismos. La lectura les permite desarrollar juicios morales propios, sumarse a las emociones de los personajes, descubrir su carácter, identificarse sin restricciones con ellos, no tomarlos en cuenta o también repudiarlos. En suma, cuando los jóvenes penetran en un texto, lotransforman en una experiencia de conocimiento de sí mismos, en la medida en que descubren sus propias emociones y valoraciones, sin que necesariamente medien valores estéticos o morales preestablecidos. El texto en el joven lector que lo devora, se convierte en una experiencia fugaz e intensa de construcción de juicios personales, vivencia de emociones, disfrute de la palabra, asombro frente a lavida. Guiados a menudo por alguien: un profesor o profesora, por ejemplo, los jóvenes que se adentran en un texto literario, ponen en juego su mundo interior, es decir, sus motivaciones, preocupaciones, intereses, conflictos. Los evidencian íntimamente, mientras avanza la trama de una historia y los personajes toman 1

forma. Los jóvenes viven, entonces, diversas experiencias de encuentro consigomismos, cuando pasan a ser dueños de un espacio personal placentero y motivador, que constituye el universo de la lectura. EL CONFLICTO DE LA LITERATURA Y EL PLACER EN EL AULA Si son evidentes las relaciones entre lectura, jóvenes y placer, también es evidente que esas relaciones se crean, recrean o anulan en el aula escolar. Dicho de otra manera, las formas y prácticas de relación pedagógica enla clase de Literatura, influyen directamente en las maneras como los jóvenes perciben y valoran la lectura de textos literarios. Partamos de la siguiente consideración: la organización, pedagogía, gestión y clima de relaciones en la cotidianidad escolar oscilan entre dos polos: por un lado, las maneras como se concibe el valor de la libertad (individualidad, diversidad, diferencia,participación) y, por otro, el ejercicio de las normas y jerarquías (homogenización, autoritarismo, disciplina). Las escuelas y colegios configuran su cultura educativa, a través de las formas como resuelven las tensiones entre ambos polos. La cultura escolar que subyace en los centros educativos legitima la autoridad incuestionable como característica definitoria del rol del maestro, el dogmatismo como...
tracking img