Bitácoras de soledad, opinión de miguel garcía ascencio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (404 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 14 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS MANÍAS DEL DESENCUENTRO:

De preguntar a cualquiera qué es una bitácora, puede que muchos no contesten de forma precisa. Los más referirán el término al ámbito de la metáfora.

Lo que fue uninstrumento marino para auxiliar a navegantes, al mantener la brújula en dirección al norte, se convirtió en metáfora porque en el interior de la misma (la bitácora), estuvo el cuaderno de bitácora,para anotar las peripecias de sus viajes.

Hoy el término es usado como equivalencia de diario o registro de las acciones realizadas al ejecutar un proyecto profesional, laboral o estudiantil.Diseñadores y dibujantes lo emplean. De este argot provienen Bitácoras de Soledad, de Héctor Domingo, las que más bien registran los pormenores del desencuentro.

Los personajes de Bitácoras de Soledadse “anotan” en un diario, para dejar constancia. En el transcurso del libro vemos que en vez de una impronta personal, ésta resulta colectiva. Estupendo recurso: las acciones de los personajes sonefeméride para recordar su devenir sentimental, que se engarza a los conflictos sicológicos del que sigue.

El que sigue modifica la trama, pero no el desencuentro. Varían las circunstancias, no elmundo interno de los personajes: es continua su ebullición. Acontece más adentro que afuera. Fabrican enredos y truculencias. Aquí no hay absurdos, sino conclusiones de lo inacabado, a veces en elterreno de lo inverosímil.

Cuestión irónica: el autor asegura, a través de sus personajes, que esta bitácora acompañó a uno de los mismos, al escribir las historias que esparció una anciana que atendíaun bazar. Ello no es verdad completa: en este libro nadie llegará con nadie hasta el final.

Quienes deambulan en estas narraciones (…) peregrinan de inicio a fin para completar el círculo. Odejarlo abierto. No se van del todo: uno deposita su estafeta en el que sigue. Las últimas líneas del libro así lo insinúan: “Quiero compartir el pan y el café requemado; dar vida a los más increíbles...
tracking img