Budismo zen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 65 (16037 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mumonkan, La Entrada sin Puerta.

Pref ac io de Mumon. El budismo hace de la mente su cimiento y de la no-entr ada su entr ada. A hor a, ¿ C ó mo atr av iesas esta no-entr ada? Es dicho q ue las cosas q ue p asan la entr ada nunca p odr á n ser tu p r op io tesor o. L o q ue es g anado p or cir cunstancias ex ter nas ter minar a deter ior á ndose. S in embar g o, tal dicho lev anta olas cuandono hay v iento. Esta cor tando p iel manchada. En cuanto aq uellos q ue tr atan de entender a tr av é s de las p alabr as de otr o, está n g olp eando a la luna con un p alo; r ascando su z ap ato mientr as q ue es su p ie el q ue les p ica. ¿ Q ue incumbencia tienen ellos con la v er dad? En el v er ano del p r imer añ o de J otei, Ek ai (M umon) estaba en el temp lo R yusho como monj e encar gado, tr abaj ando con los demá s monj es, usando los casos de los antig uos maestr os como ladr illos p ar a g olp ear la entr ada y llev ar a los discí p ulos a sus r esp ectiv as cap acidades. El tex to f ue escr ito baj o ning ú n p lan u or den. Es solo una colecció n de 4 8 casos. Es llamado M umonk an, “L a Entr ada sin Puer ta. ” Un hombr e con deter minació n, sin cobar dí a se p r esionara hacia delante en su camino, sin imp or tar le los p elig r os. Entonces ni siq uier a N ata con sus ocho ar mas p odr í a molestar lo. H asta los cuatr o S ietes del oeste y los dos T r es del este r og ar í an p or sus v idas. (L os Patr iar cas hindú es y chinos) S i no se tiene deter minació n, entonces ser á como v islumbr ar v ag amente a un caballo q ue atr av iesa g alop ando p or una ventana: en un p estañ eo se habr á ido. V er so: L a G r an V í a no tiene entr ada, M iles de caminos la p enetr an. Una v ez q ue se atr av iesa L a Entr ada sin Puer ta C aminas libr emente en el univ er so. 1 . El p erro de J osh u. Un monj e p r eg untó a J oshu, maestr o de Z en chino: “¿ Un p er r o tiene o no natur alez a de B uda? ” “M u” r esp ondió J oshu C omentario de Mumon: Par a poder dominar el Z en, debes p r imer o atr av esar la bar r er a de los Patr iar cas. Par a log r ar esta sutil r ealiz ació n, debes detener comp letamente tu f or ma de p ensar .

S i no atr av iesas la bar r er a y no detienes tu maner a de p ensar , entonces ser á s como un f antasma af er r á ndose a los ar bustos y malas hier bas. A hor a q uier o p r eg untar te, ¿ cuá l es la bar r er ade los Patr iar cas? Esta sola p alabr a, “M u” , es la entr ada al Z en. Es p or esto q ue es llamada “L a Entr ada sin Puer ta del Z en. ” S i la atr av iesas, no solo v er as a J oshu f r ente a f r ente, sino q ue tambié n ir as de la mano con los sucesiv os Patr iar cas, enr edando tus cej as con las suyas, obser v ando con los mismos oj os, escuchando con los mismos oí dos. ¿ N o es ese unencantador p r oyecto? ¿ N o te g ustar í a atr av esar esta bar r er a? D esp ier ta a tu cuer p o enter o con sus tr escientos sesenta huesos y ar ticulaciones y sus ochenta y cuatr o mil p or os; conv oca un esp í r itu de g r an duda y concé ntr ate en esta p alabr a: “M u. ” L lé v ala continuamente, dí a y noche. N o f or mes una concep ció n nihilista de desocup ació n o una concep ció n relativ a de tener o no tener . S er á como si simp lemente tr ag ar as una bola de hier r o candente la cual no p uedes escup ir aunq ue tr ates. T odas las ideas ilusor ias y p ensamientos alucinator ios acumulados hasta el p r esente ser á n ex ter minados y cuando el momento lleg ue, inter no y ex ter no ser á n esp ontá neamente uno. T ú lo sabes, p er o solo p ar a ti, como un mudo q ue hatenido un sueñ o. L ueg o, de p r onto, una conv er sió n ex p losiv a ocur r ir á . Entonces asombr ar as al cielo y har á s temblar la tier r a. S er á como si r obar as la g r an esp ada del v aliente g ener al K an' u y la sostuv ier as en tus manos. C uando conoz cas al B uddha, lo matar as; cuando conoz cas a los Patr iar cas, los matar as. En el bor de de la v ida y la muer te, dominas a la p...
tracking img