Bullyng

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 67 (16604 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SOBRE EL TRATAMIENTO DEL ACOSO ESCOLAR DESDE EL
SISTEMA DE JUSTICIA JUVENIL
SUMARIO 1.- INTRODUCCIÓN 1.-1 NOTAS CARACTERÍSTICAS DEL ACOSO ESCOLAR 1.-
2 ACOSO ESCOLAR Y DERECHOS HUMANOS. EN ESPECIAL, EL DERECHO A LA
EDUCACIÓN 2.- LA INTERVENCIÓN DESDE LA JURISDICCIÓN DE MENORES:
SUBSIDIARIEDAD 3.- COMUNICACIONES INTERORGÁNICAS 4.- TIPIFICACIÓN PENAL
DEL ACOSO ESCOLAR 4.-1 PAUTASGENERALES 4.-2 DELITO CONTRA LA INTEGRIDAD
MORAL 4.-2.1 Principios 4.-2.2 El elemento medial (infligir a una persona un trato degradante)
4.-2.3 El resultado (menoscabo grave de la integridad moral) 4.-3 CONCURSO DE DELITOS
4.-4 INDUCCIÓN AL SUICIDIO 5.- MEDIDAS CAUTELARES 6.- TRANSMISIÓN DE LA
NOTITIA CRIMINIS. ASPECTOS RELATIVOS A LA PRUEBA. 7.- LA RESPUESTA AL
ACOSADOR DESDE LAJURISDICCIÓN DE MENORES 7.-1 POSIBILIDADES DE
DERIVACIÓN Y DESCRIMINALIZACIÓN 7.-1.1 El desistimiento en la incoación de
expediente7.-1.2 Desistimiento por reparación. Otras modalidades de desjudicialización 7.-2
MEDIDAS IMPONIBLES 7.-2.1 Principios generales 7.-2.2 Libertad vigilada 7.-2.3 Prestaciones
en beneficio de la comunidad 7.-2.4 Realización de tareas socio educativas 7.-2.5Permanencias de fines de semana 7.-3 LA SANCIÓN IMPUESTA POR EL CENTRO
EDUCATIVO Y EL NON BIS IN IDEM 8.-. TRATAMIENTO DE LA VÍCTIMA 9.- ASPECTOS
RELATIVOS A LA RESPONSABILIDAD CIVIL 10. CONCLUSIONES. 2
1.- INTRODUCCIÓN
1.-1 NOTAS CARACTERÍSTICAS DEL ACOSO ESCOLAR
El problema del acoso escolar (bullying en la extendida terminología
anglosajona) se ha caracterizado hasta hace bien poco porser un fenómeno
oculto, que pese a haber estado presente desde siempre en las relaciones
entre los menores en los centros educativos y fuera de los mismos, no ha
generado estudios, reflexiones o reacciones ni desde el ámbito académico ni
desde las instancias oficiales.
En los países más avanzados de nuestro entorno el acoso escolar
comenzó a generar preocupación y a provocar lareacción de las autoridades
desde finales de la década de los 80, siendo en nuestro país un motivo de
preocupación desde hace escasos años.
En cierta manera ha ocurrido con este fenómeno algo parecido a lo
experimentado con la violencia doméstica: hasta hace poco se consideraba
algo inevitable y en cierta manera ajeno a las posibilidades de intervención del
sistema penal, como problema decarácter estrictamente privado que debía ser
solventado en el seno de las relaciones entre iguales, o cuando más en el
ámbito de la disciplina escolar, sin intervención por parte de la jurisdicción de
menores. Incluso las manifestaciones más sutiles de estos comportamientos
antisociales tales como el aislamiento deliberado de un menor, exclusión o
motes vejatorios han sido tradicionalmentetoleradas sin más.
De hecho, muchos de los actos encuadrables en el acoso escolar han
sido - siguen siéndolo aún- frecuentemente considerados parte integrante de la
experiencia escolar, inherentes a la dinámica propia del patio del colegio, como
una lección más de la escuela en la que como anticipo de la vida, el menor 3
tiene que aprender a resistir, a defenderse, a hacerse respetar eincluso a
devolver el golpe. En esta concepción darwinista de la lucha por la vida, los
más débiles quedan con frecuencia sometidos a los designios de los matones o
acosadores escolares.
El silencio de las víctimas y de los testigos, cuando no de los propios
centros, ha contribuido al desconocimiento de la magnitud del problema.
Aún en nuestros días hay quien mantiene que lasreflexiones sobre el
acoso escolar son una moda pasajera. Tales esquemas revelan una clara
deficiencia en el diagnóstico y en la terapia de las patologías que afectan a la
comunidad escolar, miopía que debe ser definitivamente corregida, pues su
aceptación lleva al riesgo cierto de minimizar el problema, ubicándolo en una
zona de sombras desde donde -oculto- siempre se ha mantenido,...
tracking img