Caso fernando ruiz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2521 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fernando Ruiz: los pros y contras de una Locomotora (A)1
En junio de 2000, desde su soleado despacho en Barcelona y con elevado grado de ansiedad e inquietud, Fernando no sabía muy bien cómo priorizar los motivos que identificaba como causantes de la angustia que sentía. Había aprendido que debía tratar de poner en claro su escala de valores y tomar decisiones en coherencia con ese análisis. Peroeso era más fácil de decir que de hacer. Recordaba lo que un consultor, a quien había pedido consejo tiempo atrás, le había dicho: «Fernando, lo difícil en la vida no es tomar decisiones... Lo verdaderamente difícil es vivir de acuerdo con las decisiones que has tomado». Las dudas que le habían inquietado seis meses atrás, cuando iba a regresar a Barcelona después de la etapa en Inglaterra,parecían confirmarse. Ese mismo día un colega, miembro como él del equipo directivo, pero que en el pasado había sido su jefe y a quien apreciaba mucho, le había comentado que la «locomotora» había vuelto, refiriéndose a Fernando y a la energía que ponía en su tarea. Lo decía en tono positivo, como un elogio, pero a Fernando ese comentario le había provocado un profundo malestar. Los recuerdos, positivosy negativos, venían a su memoria. Los años de estudiante Fernando había nacido en Logroño, capital de La Rioja, España, donde vivió hasta los veinte años. Recordaba que desde muy joven había tenido que ayudar a su padre en el pequeño negocio familiar de recuperación de chatarras metálicas, plásticas y cartonajes, cargando y descargando camiones. Antes de los diez años ya había aprendido quetrabajar duro formaba parte del plan para conseguir algo. Nada llegaba gratis. Sus padres le decían que la única herencia que le podrían dejar eran su educación y ser una buena persona. Su obligación, pues, era estudiar y sacar las mejores notas posibles de acuerdo a su capacidad. En lo posible,
1

Caso preparado por Francisco Gay y Alberto Ribera, colaboradores científicos, bajo la supervisión delProfesor José R. Pin, como base de discusión en clase y no como ilustración de la gestión, adecuada o inadecuada, de una situación determinada. Marzo de 2005. Revisado en noviembre de 2005. Copyright © 2005, IESE. No esta permitida la reproducción total o parcial de este documento, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico,por fotocopia, por registro o por otros medios.

le pagarían los estudios hasta acabar la carrera y, después, ya era todo cosa suya. Durante la adolescencia, además de estudiar con resultados bastante brillantes, trabajaba los sábados con su padre, daba clases particulares a otros adolescentes para pagarse sus gastos, formaba parte del equipo de balonmano del colegio, entrenaba judo tres díaspor semana, estudiaba inglés otros tres días y asistía a actividades del grupo parroquial. Fernando siempre explicaba dos anécdotas de este período: - A los catorce años, sus padres, con enorme esfuerzo económico, le enviaron un verano a Dublín a aprender inglés. Aquella sensación de no poder comunicar, de no entenderse con nadie, de ser un incapaz, le marco para siempre. Decidió que estudiaríaidiomas y, además, aprendió que lo que era «así» en Logroño podía no tener ningún sentido en otro sitio. También decidió que, como había muchísimas cosas por aprender y poco tiempo para hacerlo, era necesario tener siempre la mente abierta e ir muy de prisa para aprender lo máximo posible. - La segunda era de cuando tenía 18 años. Estaba en primero de carrera. Tenía que hacer los primeros exámenesparciales en la Universidad de La Rioja. El examen de geología era a las nueve de la mañana. Se levantó a las cinco de la mañana, fue con su padre a cargar un camión de chatarra de aluminio mientras nevaba copiosamente, acabó a las ocho, se duchó y fue al examen. Al terminar, cuando un compañero de clase se marchaba en su deportivo, le bromeó sobre la suciedad que aún le quedaba en las manos....
tracking img